"Bordalás te quise, ahora quiero a Quique"

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Getafe (Madrid), 22 nov (EFE).- Si hay un nombre que triunfó sobre el resto en el Getafe después de ganar al Cádiz (4-0), ese no fue otro que su entrenador, Quique Sánchez Flores, que se ha ganado el respeto de su público para dejar atrás el legado exitoso de José Bordalás.

Entre 2016 y 2021, un cántico tronó casi en cada partido en las gradas del Coliseum Alfonso Pérez: el ""Bordalás, Booordalás, Bordalás te quiero, lo lo lo lo lo lo lo, lo lo lo lo lo lo lo, Bordalás, te quieeero" era el grito de guerra con el que la afición del Getafe agradeció un ascenso, una histórica quinta plaza y un buen paseo por Europa.

Pero los tiempos han cambiado. Bordalás ya no está, pelea en el Valencia por conseguir un hito similar al que firmó en el Getafe. Ahora, quien vela por el destino del club azulón es Quique Sánchez Flores, que se atrevió a sustituir a Míchel hace seis jornadas cuando el Getafe en la UVI, hundido en la tabla, sin victorias en su casillero y con un futuro poco halagüeño.

Aunque aún no ha salido de los puestos de descenso, el Getafe, seis partidos después, tiene mejor pinta. Ya se ven brotes verdes, Quique ha conseguido exprimir sus recursos al máximo y sus números son más que correctos. En seis partidos ha conseguido dos victorias (Espanyol y Cádiz), dos empates (Levante y Granada) y dos derrotas (Celta y Villarreal).

En su última actuación, el Getafe marcó casi los mismos goles (cuatro) que en todo el curso hasta este fin de semana (seis). Además, mostró su mejor cara, con todos los jugadores implicados en cada palmo de terreno y bien preparados físicamente. Con orden, pegada y alma, logró una goleada inédita en los últimos tiempos. Y, su público, apuntó hacia Quique como el culpable.

Cambió el cántico que homenajeaba a Bordalás por otro para el actual entrenador del Getafe: "Bordalás, Booordalás, Bordalás te quise, lo lo lo lo lo lo lo, lo lo lo lo lo lo lo, ahora quieeero a Quique".

Después, cuando el protagonista fue preguntado en rueda de prensa por el cariño que recibió de su afición, dejó caer una pequeña sonrisa y dejó claro que para recibir, antes hay que dar:

"Hay que hacer las cosas bien y darle mucho amor y cariño a lo que uno hace con tiempo y pasión para poderlo transmitir. Ahora en cada partido estamos empezando a transmitir lo que sentimos. Lo que sentimos es que somos un complemento importante para el equipo y para lo que ocurra. A veces ganaremos y a veces no, pero nos vamos a dejar mucho conocimiento y tiempo para que esto pueda cambiar", dijo.

El caso es que poco más de un mes después de acceder al banquillo del Getafe, Quique se ha ganado el respeto del Coliseum Alfonso Pérez. Su apuesta fue arriesgada, no muchos se atreven a tomar las riendas de un equipo que parecía condenado. En cuarenta días, Quique ha volteado la situación.

Aunque al Getafe aún le queda mucho sufrimiento por delante, parece que la máquina por fin ha echado a andar. Y, su público, ya ha encontrado un nuevo ídolo a quien cantar: Quique Sánchez Flores.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente