Borré le hace daño a River: su falta de definición pide a gritos que Gallardo lo mande al banco de suplentes

Franco Formoso
·2 min de lectura

Con el buen momento de Federico Girotti y las chances malogradas de Rafael Borré, es claro que el colombiano le hace daño a River. Debe salir del equipo. Es tiempo del juvenil, ¿acaso no se da cuenta el cafetero que su promedio de eficacia en comparación con las chances de gol que tiene es bastante bajo?

Me dirán que es el máximo goleador de la era Gallardo. Que ha convertido goles en partidos importantes. Que no sé nada de fútbol y que soy un oportunista por pegarle cuando las cosas no salen bien. ¿Pero saben qué? Eso se llama realismo, y es una realidad afirmar que Rafael Borré hace rato que no define bien en River.

Es fácil decir que es un crack cuando mete tres goles por partido con pelotas que tiene que empujar abajo del arco. Pero cuando está mano a mano, frente a los arqueros que le achican el margen, generalmente malogra las situaciones o le pega "al bulto". ¿Y eso saben por qué es? Porque no tiene la definición suficiente como para seguir destacándose.

Si Borré convirtiera todas, absolutamente todas, las chances que este River de Gallardo genera para él (y que él también busca, claro, porque su capacidad de ubicación es muy buena), estaríamos en presencia del máximo goleador del mundo entero. Pero los goles no se hacen ubicándose bien, sino con los pies o la cabeza y siendo precisos.

Rafael Borré debe salir del equipo cuanto antes. El buen presente de Federico Girotti ha demostrado que el colombiano ya no es el mismo de antes, o inclusive que el juvenil tiene mejor olfato goleador que él. Al menos, en cuanto a puntería se refiere, a la vista quedó que el atacante proveniente de la cantera del club pasa por un mejor escenario que él.