Brahim Díaz quiere quedarse

Yahoo Deportes
EFE
EFE

La vuelta de Zinedine Zidane al Real Madrid no termina de calar en la plantilla. En Getafe, el equipo volvió a empatar un partido que –a priori– debía ganar, a pesar de que el francés hizo muchas rotaciones. Sin embargo, el 0-0 se mantuvo en el marcador los 90 minutos, entre una zozobra táctica que aburrió a más de uno. La única nota de color la puso un chico de 19 años: Brahim Díaz.

No ha tenido suerte el malagueño desde su llegada a la plantilla blanca. Se le considera uno de los futuros talentos de España y Europa, y a sus 19 años, Pep Guardiola le tenía guardado un puesto muy especial en su Manchester City del futuro. Sin embargo la perla andaluza no estaba contento con el papel que el de Santpedor le había otorgado este año, por lo que decidió no renovar su contrato y forzar su salida con dirección Madrid.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En el club blanco se encontró con su gran ídolo, Isco, y a escasas semanas de aterrizar el Zinedine Zidane se convirtió en su entrenador. Con el Real Madrid apeado de todas las competiciones y con Zizou haciendo mil pruebas para definir el equipo de cara a la temporada que viene, a Brahim le ha tocado menos cuota de pantalla que a los jugadores que el francés ya conocía, pero cuando ha jugado –como ante el Getafe– el chico ha demostrado que tiene madera para ser jugador del equipo madridista

Ya ante el Huesca Brahim fue de los más destacados, y hasta dio una asistencia a Isco para el 1-0. Pero es que ante el Getafe el malagueño dejó varias perlas técnicas que hacia tiempo no se veían en el equipo. Brahim mostró su clase y desde el extremo derecho dirigió el ataque blanco, en un día en que Benzema no estuvo y a Bale, como siempre, ni se le espera.

El ex del City dejó un control con el tobillo que dará la vuelta al mundo, un sombrero dentro del área que casi acaba en gol, y un caño a Arrambarri de espaldas de verdadero escándalo. Pero Brahim no es Vinicius, no es todo fuego de artificios. El chico también manejó los tiempos como un maestro, e hiló un pase entre un mar de piernas que habilitó a Dani Carvajal en carrera para que este sirviera en bandeja una ocasión de oro a Isco.

El partido del malagueño fue verdaderamente espectacular y seguro que hace pensar a Zidane si el adolescente puede tener cabida en su equipo el año que viene. De sus últimas convocatorias se desprende que jugadores como Dani Ceballos, Marcos Llorente o el propio Sergio Reguilón –que hoy hizo también un gran partido– no son mucho del gusto del francés, y hasta hoy Brahim era parte de ese grupo. Sin embargo su actuación, mucho más que por ejemplo la de Fede Valverde, con quien Zidane sí ha contado mucho –titular en los tres de los últimos cuatro partidos– podría haber convencido al técnico.

El entrenador blanco ha asegurado que el equipo sufrirá muchos cambios el años que viene, por lo que parece que la lista de descartes será bastante grande. Pero como será inviable económicamente fichar a 8 ó 9 jugadores de gran calidad, cualquier jugador que pueda demostrar en estos últimos partidos de Liga que es aprovechable para el futuro, podría hacerse con un hueco en la plantilla de Zidane de la temporada que viene.

Brahim, de momento, ya se ha pedido un puesto.

 

También te puede interesar:

Varane, Isco y Marcelo pueden correr la misma suerte que Cristiano Ronaldo

Vuelve Vinícius, vuelve la ilusión

Zidane se pide La Liga

Otras historias