Brasil no se baja del podio y se cuelga la medalla de bronce

·1 min de lectura

Redacción deportes, 11 sep (EFE).- La selección brasileña de voleibol no falló y encadenó su sexto podio consecutivo en una cita universal, tras colgarse este domingo la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Polonia y Eslovenia al derrotar por 3-1 (25-18, 25-18, 22-25 y 25-18) a Eslovenia en la final de consolación.

Ni el varapalo que supuso verse apartado de la lucha por el oro, tras caer el sábado por (3-2) ante Polonia en la semifinales, impidió a los de Renan dal Zotto mostrarse superiores en todo momento a una Eslovenia, que buscaba su primera medalla en un Mundial.

Tal y como quedó claro en las dos primeras mangas del encuentro, que cayeron del lado del conjunto sudamericano por idéntico resultado (25-18).

Sin embargo, Eslovenia, plata en los dos últimos campeonatos de Europa, no estaba dispuesta a renunciar a la posibilidad de subir al podio y de la mano del opuesto Toncek Stern se alzó con el tercer set por 22-25.

Pero ni así pudo impedir el conjunto europeo el triunfo de Brasil, que con Leal y Wallace al mando del ataque, se alzó por 25-18 con la cuarta y definitiva manga para sumar su séptima medalla de una cita mundial, la primera de bronce, tras los tres oros -2002, 2006 y 2010- y tres platas -1982, 2014 y 2018- logradas anteriormente.

(c) Agencia EFE