Brasil y un juego colectivo que parece difícil de frenar

MANAN VATSYAYANA/AFP via Getty Images

La Selección de Brasil sacó lo mejor de su juego colectivo en el primer tiempo frente a Corea del Sur y le alcanzó para golear por 4-1 a los asiáticos. Cuatro nombres distintos para anotar y demostrar que, en todas las líneas, los brasileños se hacen fuertes.

Si bien el arranque en la Copa Mundial de la FIFA fue discreto, todo el poder se demostró en el partido frente a los surcoreanos, este lunes. En fase eliminatoria, la presión fue otra y Brasil sacó las fuerzas necesarias para doblegar al rival en todos los aspectos del juego.

En la mitad de la cancha, Casemiro y Lucas Paquetá se hicieron dueños de su sector. Además, son jugadores que se asocian rápidamente en el ataque el cual, a veces, transmite la sensación de que es imparable. Las llegadas de Rafinha por derecha y de Vinicius por la izquierda le agregan al equipo una gran cuota de peligrosidad.

Un poco más adelante, Neymar, quien se perdió dos partidos por una lesión en el tobillo, volvió y se convirtió en el gran conductor de la Canarinha. Tomó la pelota, la paseó por todo el frente de ataque y estuvo muy atento a la llegada de sus compañeros por las bandas para descargar y tener otra opción de convertir.

Otra de las cartas fundamentales para la Selección de Brasil es Richarlison, quien además es el autor de uno de los goles más lindos hasta el momento en la Copa del Mundo. En el encuentro de esta jornada, convirtió luego de exhibir el típico juego de los barrios brasileños, con cabeza, gran control y velocidad. Asociado también con Marquinhos y Thiago Silva, logró convertir su tercer tanto en el certamen.

Por su parte, el joven Vinicius llega siempre al área como una opción por la izquierda y fue clave para abrir el encuentro. Con cinco jugadores en ataque, la pelota llegó de banda a banda para el primer tanto del delantero de Real Madrid.

La Verdeamarella arrancó el Mundial con dos goles de Richarlison, goleador del equipo hasta el momento. Luego, Casemiro convirtió en la victoria por 1-0 frente a Suiza y tuvo un traspié ante Camerún en la última fecha, donde Tite optó por un equipo alternativo. En esta ocasión, con la entrada de Weverton en el arco, utilizó a todos los jugadores.

Sin dudas que el nivel de los primeros 45 minutos frente a Corea, será un gran impulso para el futuro y los rivales prestarán atención a esas sociedades de uno o dos toques que son muy difíciles de interceptar. La próxima parada, el viernes, contra la Selección de Croacia en cuartos de final será un parámetro para determinar si lo de este lunes se mantiene de cara al sueño de levantar la sexta Copa del Mundo.

Foto: MANAN VATSYAYANA/AFP via Getty Images