Brumas faciales, ¿aún no utilizas el cosmético de las pieles más bonitas?

Mariana Chacón
·4 min de lectura

Antes de que Josie las popularizara en MasterChef Celebrity, las brumas faciales vivían su momento de gloria durante los meses de primavera y verano. Sin embargo, este cosmético que potencia la hidratación del cutis, aumenta la luminosidad e incluso refresca el maquillaje cuando adquiere un aspecto 'acartonado' a lo largo del día, es tan necesario durante el calor como cuando hace frío. Si tienes la piel seca notarás cómo las bajas temperaturas, el exceso de calefacción o el viento empeoran el problema, y más aún con el uso de la mascarilla sanitaria, pues los expertos revelan que al llevar la cara tapada tantas horas se favorece la deshidratación. Para tener una solución siempre a mano, descubre lo que estos sprays de belleza pueden hacer por ti y no cometas los errores de utilización más comunes de los que avisan los especialistas.

VER GALERÍA

brumas-spray
brumas-spray

-Lo último en cosmética se inspira en los tratamientos estéticos más solicitados

Remedio 'antiaging'

Además de refrescarte, las brumas mantienen unos niveles óptimos de hidratación en la piel, algo esencial para retrasar el envejecimiento. Y es que, los dermatólogos avisan de que el uso de la mascarilla acelera la aparición de arrugas alrededor de los labios, los surcos nasogenianos y otras líneas de expresión en el tercio inferior del rostro. “Hay un alto porcentaje de pacientes que consultan porque se notan los labios resecos, con pequeñas arruguitas en el contorno de los labios y el mentón, y con el surco nasogeniano más marcado. Además de con más pieles muertas e incluso con “boceras” (su nombre médico es queilitis). Se trata de una herida que aparece en la comisura, es dolorosa y dificulta la apertura de la boca, y se debe al crecimiento excesivo de hongos y bacterias por humedecerse los labios constantemente con saliva”, revela la cirujana general y médico estético María Vicente. ¿La razón? La falta de oxigenación causada por llevar el cutis a cubierto durante horas, sí, aunque pienses que la condensación de aire dentro del tejido sanitario aumentaría la humectación, en realidad se crea un efecto rebote.

VER GALERÍA

brumas-faciales
brumas-faciales

-Cremas superventas: ¿por qué estas fórmulas triunfan en todo el mundo?

El auge de las brumas

Si bien llevar una crema hidratante donde quiera que vayas no parece una solución viable, las brumas faciales se convierten en el formato y textura que sí usarás 24/7 sin estropear tu maquillaje, más bien al contrario. Para darles el mejor uso, los profesionales te facilitan un manual apto para principiantes con el que maximizar y exprimir al máximo sus beneficios. Lo primero, por supuesto, es escoger la fórmula perfecta para ti como explica Laura Romero, directora de formación de Guerlain: "No solo refrescantes. Las brumas deben contener ingredientes (hidratantes, calmantes y/o reafirmantes) que aumenten las tasas de hidratación, lo que da un aspecto más jugoso y terso a la piel y además evita que se marquen arruguitas a causa de la deshidratación".

VER: 8 brumas faciales para tener una piel preciosa

La técnica ideal

Cuesta creer que existe una manera incorrecta de vaporizar una bruma sobre el rostro, sin embargo, hacerlo mal es más común de lo que piensas y los errores comienzan cuando no sitúas el aplicador a la distancia adecuada: "Ni demasiado cerca, ni demasiado lejos. Cada bruma tiene su distancia de uso perfecta: más lejana en fórmulas muy micronizadas y más cercanas en aquellas más densas, con una media de 10 a 20 centímetros", revela Laura Romero. Además del espacio que dejas entre el spray y tu cara, el movimiento que realizas también es importante según la experta: "Ni en círculos, ni sobre el centro del rostro. El gesto recomendado es dibujar una ‘z’ mientras se presiona dos o tres veces el producto, comenzando por la parte superior izquierda de la frente hasta llegar a la parte inferior derecha de la mandíbula".

VER GALERÍA

brumas
brumas

-15 cosméticos con retinol, el superingrediente 'antiaging' más poderoso

A capas

"En el caso de los cutis ultra secos, nada como usar las brumas como un booster de hidratación, pero siempre bajo la crema de día. Vaporizando el producto primero, y sellándolo luego con el tratamiento facial, se multiplican sus beneficios", aseguran desde Guerlain. Otro truco que ponen en práctica muchos maquilladores y gurús de belleza es vaporizar la bruma sobre el rostro como prebase e incluso sobre la esponja de maquillaje si eres propensa a que tu base se cuartee a lo largo del día o si la fórmula de color que vas a usar es de acabado mate, de esta forma le devuelves la jugosidad a la piel y evitas que se enfaticen las arrugas de expresión. Por último, este cosmético es ideal para contrarrestar una cara de acabado demasiado artificial tras usar bronceador, colorete, iluminador o cualquier otra fórmula en polvo, pues consigue que estos se fundan de manera más natural con la piel.