Bruno: "Vendemos una tecnología que luego solo se utiliza a veces"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Valladolid, 6 abr (EFE).- El jugador del Real Valladolid, Bruno González, ha reconocido este martes, en rueda de prensa telemática, sentirse "dolido y fastidiado" por la derrota sufrida ante el Barcelona (1-0) y ha asegurado que "se está vendiendo una tecnología como el VAR, que luego solo se utiliza a veces".

El encuentro ante el conjunto azulgrana terminó con un 1-0, al marcar Dembelé un gol en el minuto 89, después de que el colegiado expulsara con una polémica tarjeta roja directa a Óscar Plano y tras obviar un posible penalti a favor de los vallisoletanos por mano de Jordi Alba. En ninguno de los casos acudió al VAR para comprobar las acciones.

En este sentido, el central del equipo blanquivioleta ha advertido de que si dice lo que piensa, no jugaría hasta final de año y, por tanto, se ha mantenido cauto y ha comentado que "puesto que no se puede recuperar lo ya perdido, es mejor no decir nada para evitar más problemas".

"Nos quedamos muy fastidiados, porque se fue el trabajo de dos semanas al traste, y la sensación es la de que no merecimos perder. El equipo se vació en el campo, supo jugar con y sin balón, dio ritmo y paró el juego según convenía, y me duele lo sucedido por los compañeros, el club y la afición", ha precisado.

Y ha añadido: "No creo que haya tanta gente equivocada en cuanto a lo que pasó en el campo -el penalti de Jordi Alba y la tarjeta a Óscar Plano- y es una pena que pasara lo que pasó. Los árbitros se equivocan, como todo el mundo, pero cuentan con una tecnología que se usa solo a veces y esta les permite poder corregir una decisión en el momento".

En opinión de Bruno "el trabajo de dos semanas se fue a la basura, y el equipo no lo merecía", porque considera que "el Barcelona no sabía qué hacer, estaba desesperado y apenas tuvo alguna ocasión", lo que les debe hacer sentirse "orgullosos" de la labor realizada en el Camp Nou.

Según ha admitido, la expulsión de Óscar Plano "fue un palo duro", y aun así "el equipo se mantuvo, puso todo lo que tenía, y lo que no también, en el campo, superó las numerosas bajas con las que llegaba a este encuentro y creo que no hace ningún bien a LaLiga que el Real Valladolid perdiera así".

Bruno conoce a Jaime Latre "desde hace muchos años" y le considera un "buen colegiado", pero también cree que "hay criterios que no se pueden entender, porque van variando cada semana" y ahora "tienen la suerte de disponer del VAR y resolver dudas in situ, aunque en este caso ni siquiera lo utilizó".

"Ahora es momento de pasar este mal trago juntos lo antes posible, dejar la rabia y sacarla en el próximo partido ante el Granada", ha indicado el jugador del Real Valladolid, quien confía que, una vez más, el equipo se levante, siga creyendo en él y demostrando que "puede competir contra los mejores y ganar".

De hecho, ante el Barça estuvieron "de tú a tú" y eso "se puede hacer ante cualquiera", aunque cada rival sea diferente. Por ello apela a este matiz positivo para que les sirva como "refuerzo" y para afianzar "el ser valientes e ir a morder".

Por último, ha reconocido que nunca había vivido en un vestuario tantas lesiones ni situaciones adversas, pero "se trata de una temporada complicada, en la que la aparición de la Covid ha cambiado y trastocado todo, al jugarse más partidos con preparaciones más cortas, variar las rutinas y la forma de relacionarse con la gente".

En su caso, pasó el virus durante el verano y fue "jodido": "Yo fui a remolque durante bastante tiempo y, si te pasa ahora, te para una semana y estás fuera, porque esto ya acaba. Las lesiones se deben al estrés que produce esta situación, porque todo afecta, a todos los niveles".

"Vas del estadio a casa y cierras el círculo por miedo a contagiarte, a lo que se añaden las restricciones. Vives en una burbuja. Todos los equipos lo han vivido y tenemos que estar agradecidos, porque se podrá acabar la temporada", ha concluido Bruno González.

(c) Agencia EFE