Córdoba: "A nadie le gusta que le silben, pero somos suficientemente maduros"

El centrocampista del Athletic de Bilbao Raúl García (d) disputa el balón con el defensor del Osasuna David García (i), durante el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander. EFE/Villar López
El centrocampista del Athletic de Bilbao Raúl García (d) disputa el balón con el defensor del Osasuna David García (i), durante el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander. EFE/Villar López

Lezama (Vizcaya), 27 nov (EFE).- El jugador del Athletic Iñigo Córdoba asumió este miércoles en Lezama que "a nadie le gusta que le silben" sus propios aficionados, como le ha ocurrido a él ya varias veces en San Mamés, pero aseguró que se siente "lo suficientemente maduro" como para superarlo.

"Nosotros somos futbolistas y estamos expuestos a la opinión del público. Lógicamente, a nadie le gusta que la afición te silbe o que haya murmullos, pero somos todos lo suficientemente maduros como para saber soportar ese tipo de situaciones", dijo un Córdoba dispuesto a "seguir trabajando e intentar revertir esa situación".

El extremo izquierdo bilbaíno, habitual titular con Gaizka Garitano, no cree que "haya que darle mayor trascendencia" a esos pitidos porque es algo que "pasó hace bastantes semanas".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

A pesar de que es partidario de "no darle mayor importancia" al asunto, Córdoba sí quiso mostrarse "muy agradecido" al técnico, Gaizka Garitano, por "todas las oportunidades" que le "está dando".

"Yo lo que intento es responderle en el campo y aprovechar todos los minutos que me dé", añadió, dispuesto a "aportar más" sobre todo en "asistencias y goles". "Siempre digo que tengo que aportar más en cifras positivas. Tengo que dar un paso más en esas situaciones, lo sé y trabajo para ello", reconoció, también contento de que el "trabajo" en el campo se lo "reconozca" el técnico.

"El trabajo se reconoce. Que no haya aporte en estadísticas y siga es también porque el entrenador valora también otras facetas", se congratuló.

Córdoba también se mostró muy satisfecho de la victoria de la última jornada ante Osasuna en El Sadar, la primera fuera de casa del Athletic en lo que va de temporada.

"Eran meses sin ganar fuera de casa y conseguimos hacerlo", apuntó, valorando también lograrla con bajas importantes como las de Aritz Aduriz, Iker Muniain y, en la segunda parte, Raúl García. "Nadie es imprescindible en el equipo y se ve que todos suman. Cuando no está uno, aparece otro y eso es bueno para el grupo y para la competencia interna", destacó.

Ya de cara al futuro inmediato de su equipo, tras auparse a la quinta plaza con una racha de 10 puntos de 12 posibles, dijo que "no hay más que el próximo partido", que en el caso del Athletic es el choque liguero del domingo ante el Granada en San Mamés.

"En Primera todos los partidos son muy complejos y el Granada juega muy bien. Pero en casa apretamos y creamos muchas ocasiones. Si seguimos en la línea de las últimas jornadas haremos un gran partido. Estamos compitiendo muy bien, pero no podemos relajarnos porque un exceso de confianza solo podría perjudicarnos", avisó.

Otras historias