Los cadetes del Rayo Vallecano y el Sporting terminan a las patadas en la Copa Oviedo

Quim Ferré

​En esta Semana Santa se ha disputado la duodécima edición de la Oviedo Cup donde los cadetes sub-16 del Rayo Vallecano y el Real Sporting de Gijón coincidieron en los cuartos de final.

Los madrileños lograron pasar a dicha ronda después de vencer por 1-0 a la AD Unión Carrascal. Por su parte, los asturianos le endosaron un 5-0 al CD Marina Sport para sobrepasar los octavos de final. 

Los dos equipos se cruzaron en la ronda de cuartos de final y, tras el segundo tanto del Sporting, se desató una tangana entre los jugadores de ambos equipos tras provocaciones que a la postre significaron agresiones físicas. A partir de ahí se desencadenaron diversos intercambios de opiniones entre los jóvenes jugadores, que fueron separados por los entrenadores y sus compañeros de equipo.


Lamentablemente, estos episodios no resultan sorprendentes en las categorías inferiores donde es habitual que haya trifulcas entre jugadores, entrenadores, padres y alguna madre de los futbolistas. La cuenta oficial de Twitter del Real Sporting de Gijón no mencionó lo sucedido, pero si que compartió los resultados de la semifinal y la final además de felicitar al cadete A por alzarse con la Oviedo Cup. Por su parte, el Rayo Vallecano tampoco quiso publicar nada sobre lo ocurrido. De hecho, no mencionó la Oviedo Cup, puesto que dieron mayor importancia a la Iscar Cup, la Champions de los benjamines (sub-9 y sub-10). Sin embargo, la cuenta oficial del Torneo Oviedo Cup mostró como ambos equipos posaban con un cartel antiviolencia al día siguiente zanjando el oscuro episodio.

​​

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines