Caitlyn Jenner, de estrella olímpica en Montreal 76 a icono transgénero

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Por Chia Han Keong

Hoy es una conocida celebridad del reality show y un ícono transgénero. Sin embargo, en 1976, Caitlyn Jenner, entonces llamada Bruce, fue aclamada como la mejor atleta del mundo cuando rompió el récord mundial en decatlón masculino en su búsqueda del oro en los Juegos Olímpicos de Montreal.

Para quienes conocen a Jenner solo a través de su papel en el reality show Keeping Up with the Kardashians, habría sido difícil imaginarla como un atractivo atleta talentoso, ídolo indiscutido y estrella de los Juegos con un impresionante rendimiento en una de las competencias más agotadoras del atletismo.

foto
Caitlyn Jenner en la 28.ª Fiesta de los Premios de la Academia Elton John AIDS Foundation el 9 de febrero de 2020 en West Hollywood, California. (AFP en Getty Images)

Fue la culminación de 12 años de entrenamiento duro para Jenner, quien ya había alcanzado el éxito deportivo en el esquí acuático y el baloncesto antes de centrarse en el decatlón. Compitió en 10 pruebas de atletismo en dos días consecutivos.

Jenner participó en esta prueba en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, pero terminó en el décimo lugar. Nikolai Avilov de la Unión Soviética fue el ganador del oro, con un récord mundial aparentemente insuperable de 8.466 puntos.

Después de la competencia, según se dijo, Jenner se acercó a Avilov, lo miró a los ojos y le dijo: "La próxima vez, te voy a ganar".

Un camino poco tradicional al éxito

Para prepararse y alcanzar ese objetivo, Jenner encontró la fórmula ganadora. En lugar del método tradicional de entrenar con compañeros decatletas, Jenner entrenó con algunos de los mejores atletas del mundo en cada una de las 10 disciplinas.

"Si entrenas con otro atleta de decatlón, no puedes visualizar que puedes hacerlo mucho mejor", dijo Jenner una vez al New York Times. “Pero si lanzas el disco con Mac Wilkins (récord mundial en ese momento) o la bala con Al Feuerbach (medallista de oro olímpico), que son mucho mejores que tú, puedes aprender mucho más".

Cuando Jenner llegó a Montreal, había ganado dos veces el título de decatlón de la Amateur Athletic Union (1974 y 1976) y era campeona de los Juegos Panamericanos de 1975. También tenía el récord mundial (8.524 puntos), una hazaña que logró en agosto de 1975.

¿Jenner podría repetir su hazaña de batir un récord y alcanzar la cima del podio? El panorama no era alentador en las primeras etapas de la competencia. Si bien logró récords personales en las primeras cinco pruebas, Jenner todavía estaba detrás de Guido Kratschmer, de Alemania Occidental, y solo un poco por delante de Avilov.

Sin embargo, todas las pruebas en las que se destacaba estaban programadas para el segundo día y Jenner confiaba en que podía lograrlo. Aún estaba detrás de Avilov por 9 puntos antes de la octava prueba, el salto con garrocha. En sus últimas 13 competiciones de decatlón, Jenner había perdido solo una vez, y eso se debió a un error al completar una altura en la prueba de salto con garrocha.

Sin embargo, Jenner superó 4.7 m, una marca mejor que Avilov y Katschmer, y tomó la delantera. Esa ventaja siguió aumentando en las dos últimas pruebas, la jabalina y los 1500 metros. Completó el decatlón con 8.618 puntos, un récord mundial que duraría casi cuatro años.

Una tradición perdurable

Bruce Jenner de Estados Unidos celebra después de romper el récord en decatlón en los Juegos Olímpicos de Verano de 1976 en Montreal, Canadá. (Allsport en Getty Images)
Bruce Jenner de Estados Unidos celebra después de romper el récord en decatlón en los Juegos Olímpicos de Verano de 1976 en Montreal, Canadá. (Allsport en Getty Images)

La celebración de Jenner fue otro momento icónico, ya que le entregaron una bandera de Estados Unidos y decidió colocársela sobre los hombros y dar una vuelta de la victoria. Esto dio inicio a una preciada tradición olímpica que emularían los futuros ganadores.

Sin embargo, con el título de mejor atleta del mundo, Jenner admitió más adelante que se sintió atrapada por su fama como medallista de oro, y se preguntó si estaría encasillada como hombre por el resto de su vida.

Jenner finalmente se presentó como mujer transgénero en 2015 y se realizó una cirugía de reasignación de sexo en 2017. Como Caitlyn Jenner, dijo que esta transición de género fue su mayor logro.

“Me preparé durante 12 años para los Juegos Olímpicos. Me preparé durante 65 años para la transición de 2015 ”, dijo. “Es algo increíble. Soy oro olímpico en decatlón y mujer del año de Glamour”.

Vídeo | Cómo criar a un atleta olímpico: Annia Hatch, una gimnasta extraordinaria

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente