Cali perdió con Cortuluá y el partido se terminó por la invasión de hinchas

·2 min de lectura

Vergüenza y repudio fue lo que sucedió este miércoles en el Estadio 12 de Octubre. Hinchas de Deportivo Cali, a poco menos de diez minutos para el final, invadieron el terreno de juego con la intención de agredir a los jugadores azucareros, después de que Cortuluá anotara el 2-0 en el marcador.

Un escándalo que podría traer severas sanciones en un encuentro que enfrentaba a los dos coleros de la tabla de posiciones. Minutos después de lo sucedido, la Dimayor sacó una escueta publicación en sus redes sociales en donde daba por concluido el juego y le daba el triunfo al cuadro local.

Cali, que atraviesa por una de las peores crisis institucionales de su historia, solo ha podido ganar un partido en el semestre y veía como una oportunidad de levantar frente a Cortuluá, el único equipo que hasta ese momento había sumado menos puntos que ellos.

Incluso, tuvo la opción de ponerse arriba en el marcador en los primeros minutos, pero el VAR le anuló el gol a Ángelo Rodríguez. De ahí para adelante fue un fiel reflejo de su mal presente. Los locales, al 18’, marcaron el primero por intermedio de Wilder Guisao y después, al 78’, Feiver Mercado puso el 2-0 de penalti.

Enseguida vino el caos en las tribunas y las bochornosas escenas que se vieron tanto en la transmisión oficial como posteriormente en videos divulgados por redes sociales. En las imágenes, se observa como lamentablemente el centro de las agresiones fue el entrenador Mayer Candelo.

A otros jugadores también intentaron golpear mientras corrían hacía los vestuarios. Por esta penosa situación se dio por finalizado el encuentro. De momento resta esperar los respectivos pronunciamientos oficiales y, especialmente, qué pasará con el futuro del técnico de Cali.

Foto: Gabriel Aponte/Getty Images