El calvario de Juanmi: ahora los ligamentos del tobillo izquierdo

·3 min de lectura

Sevilla, 12 sep (EFE).- El delantero del Betis Juanmi Jiménez estará de baja, como mínimo, hasta después del Mundial de Catar por la rotura de los ligamentos de su tobillo izquierdo que lo han devuelto al calvario que ya padeció por una fascitis plantar que le hizo pasar por el quirófano y le tuvo más de un año en el dique seco.

Juanmi, uno de los jugadores clave en los esquemas del chileno Manuel Pellegrini cayó lesionado en los minutos iniciales del partido de la fase de grupos de la Liga Europa jugado ante el HJK en Helnsinki y, ya desde ese día, se vio la gravedad de la dolencia del de Coín (Málaga) pese a que se descartó la lesión ósea en un primer reconocimiento.

Todos avisaron de que iba a ser importante, lo que se ha desvelado este lunes en una información de la radio del club que, a falta de parte médico oficial, confirma los peores pronósticos de que el delantero bético, quien hasta el jueves lo había jugado todo, tenía rotos los ligamentos de su tobillo izquierdo.

La lesión del delantero malagueño le hará perderse, como mínimo, los duelos dobles de la fase de grupos de la Liga Europa ante el Ludogorets búlgaro y Roma italiano y la vuelta ante el HJK Helsinki, además de los ligueros frente a Girona, Celta, Valladolid, Almería, Cádiz, Atlético de Madrid, Real Sociedad, Sevilla y Valencia.

Esta rotura de los ligamentos del tobillo quiebra el estado de gracia de un jugador que en la pasada temporada, una vez superada la operación de fascitis en un ejemplo de tenacidad y fe en sí mismo, anotó veinte goles en las tres competiciones que jugó -16 en Liga- y que en este ejercicio llevaba dos en cuatro choques disputados hasta su lesión.

No es sólo la eficacia goleadora, que también, sino su aportación al juego colectivo de los de Pellegrini desde la mediapunta, abriendo espacios, haciéndose indetectables para las defensas y aportando a la eficacia de goleadores como Borja Iglesias y William José, además de otros futbolistas como el francés Nabil Fekir o Sergio Canales, entre otros.

Juanmi Jiménez, de 29 años, es uno de los futbolistas más del gusto de Pellegrini desde que lo tuvo en el Málaga en 2013 y le ha sacado su mejor versión desde que llegó al Betis después de tres años en la Real Sociedad con un contrato hasta 2024 a cambio de unos ocho millones de euros.

El '7' bético afrontaba este año desde la titularidad su cuarta temporada en el Villamarín, en el que desde muy pronto se le torcieron las cosas por un rosario de lesiones derivadas de una operación de fascitis plantar que lo habían mantenido casi inédito hasta el ejercicio pasado, su mejor año que culminó con la Copa del Rey en La Cartuja ante el Valencia.

La comunión del punta de Coín con las grada del Villamarín es tal que tiene incluso un cántico especial de la afición verdiblanca -"Oh Juan Miguel, oh Juan Miguel, todos queremos que marque Juan Miguel"- y hasta le entonaron un villancico especialmente compuesto para él las pasadas navidades.

Juan Miguel Jiménez López comenzó su carrera en la cantera del Málaga hasta debutar con el primer equipo con 16 años el 13 de enero de 2010, tres años más tarde fue cedido al Racing de Santander hasta el final de la temporada y, tras dos años en el Málaga, fue fichado por el Southampton inglés ante de recalar en San Sebastián.

Internacional con España en las categorías sub-16, sub-17 y sub-19, Juanmi ha vestido la camiseta de la selección española absoluta en una ocasión, en marzo de 2015 ante la selección de Holanda. E

(c) Agencia EFE