Cambio de vida: cómo le impactó a Messi el cambio de Barcelona al PSG

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Lionel Messi
    Lionel Messi
    Futbolista argentino

La llegada de Lionel Messi a Paris Saint-Germain, luego de haber estado en Barcelona desde los 13 años, fue indiscutiblemente uno de los sucesos más destacados del 2021.

El 5 de agosto la institución catalana anunció que no podría retener a su máxima leyenda; París se vio revolucionada cuando apenas cinco días después el conjunto de Mauricio Pochettino presentó oficialmente al rosarino.

La Pulga venía de coronar un gran primer semestre con la obtención de la Copa América en Brasil, su primer título con la selección mayor. Antes había marcado 28 goles en 29 partidos bajo las órdenes de Ronald Koeman y, si bien el Barça decepcionó tanto en La Liga como en la UEFA Champions League, maquilló la temporada al ganar la Copa del Rey, en cuya final Leo dejó su sello con un doblete.

En líneas generales el balance de lo hecho hasta por acá el 30 en Francia es positivo, considerando que su equipo clasificó a los octavos de final de la Orejona, en los que enfrentará a Real Madrid, y que además marcha primero en la Ligue 1, con 13 puntos de ventaja sobre Niza.

Dicho esto, es cierto que el nivel futbolístico del club fundado en 1970 por ahora está lejos de lo imaginado. Más allá de los resultados conseguidos, da la sensación de que el ex entrenador de Tottenham todavía no terminó de encontrar el equilibrio, aunque en muchos encuentros se termina imponiendo por la supremacía individual.

El rendimiento del delantero surgido en Newell's Old Boys tampoco fue el esperado y así lo reflejan los números: seis tantos y cinco asistencias en 16 presencias. Cabe destacar que la marca podría haber sido más alta de no ser por la mala fortuna con los palos, ya que solo por el campeonato doméstico tuvo seis remates que rebotaron en los postes.

De todos modos, el ex culé no se mostró al 100% físicamente y tampoco terminó de conectar con su ex compañero Neymar. Sin dudas lo más positivo fue su relación y química dentro de la cancha con Kylian Mbappé, acaso la principal clave del éxito del combinado francés.

Al margen de que no fue su mejor año, al argentino le alcanzó para superar por un puñado de votos a Robert Lewandowksi y así poder alzar su séptimo Balón de Oro: “Este es especial, porque no podía cumplir los objetivos con la selección, hasta junio pasado. Tenía esa espina. Este premio me da mucha fuerza en esta nueva etapa de mi vida”, señaló Messi.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente