Este es el camino más rápido para hacerse millonario, pero...

Sin dudas, hay diversas vías para llegar a hacerse millonario en la vida (de forma legal, por su puesto). Si se excluye la lotería, hay una en particular que resulta ser a la vez la más rápida, aunque tiene un gran “pero”: es la la más estresante y complicada.

Tom Corley, contador, planificador financiero y autor de "Hábitos ricos: los hábitos de éxito diario de las personas ricas", estudió durante cinco años las actividades diarias de 233 individuos con al menos 160.000 dólares en ingresos brutos anuales y 3,2 millones de dólares en activos netos, y determinó que hay cuatro principales tipos de individuos que logran convertirse en multimillonarios.

El sueño de muchas personas es ser millonario de la forma más rápida y fácil posible. Por eso muchas veces se queda en un sueño... Puedes llegar a serlo, sí, pero en esta ecuación lo de "fácil" parece lo más complicado. Foto: Getty Images.
El sueño de muchas personas es ser millonario de la forma más rápida y fácil posible. Por eso muchas veces se queda en un sueño... Puedes llegar a serlo, sí, pero en esta ecuación lo de "fácil" parece lo más complicado. Foto: Getty Images.
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Corley los dividió en inversores-ahorradores, que, como su nombre lo explica, ahorran e invierten a la vez; los escaladores empresariales, quienes ponen toda su energía en ascender en una gran empresa; los virtuosos, que son los individuos más sobresalientes de cada profesión y por ello son recompensados, y los soñadores, aquellos que tienen un sueño, como comenzar su propio negocio, o convertirse en un actor, músico o autor exitoso.

De acuerdo con Corley, este último grupo llega a ser rico más rápido que el resto. “Alrededor del 28% de las personas en mi estudio eran soñadores. Tenían un patrimonio neto promedio de 7,4 millones de dólares, mucho más que cualquier otro grupo en mi estudio, y pudieron acumular esa riqueza durante un período de aproximadamente 12 años”, señala en un artículo para CNBC.

Siete de los 10 multimillonarios más ricos del mundo, incluidos Jeff Bezos, Bill Gates, Mark Zuckerberg y Michael Bloomberg, son soñadores, pues se hicieron ricos al realizar sus sueños y crear su propia compañía.

Sin embargo, esta vía “rápida” al enriquecimiento suele ser a la vez la más estresante y la más complicada. Corley enumera entre otros motivos los siguientes:

Largas jornadas laborales: Los soñadores en su estudio trabajaron entre 65 y 75 horas por semana antes de alcanzar sus objetivos. Los fines de semana y las vacaciones eran casi inexistentes, lo cual afecta sin duda el entorno familiar y las relaciones sociales de estos emprendedores.

Estilo de vida estresante: Llegar a fin de mes puede causar un estrés financiero casi intolerable en la medida en que estas personas se arriesgan para lograr sus sueños, y es especialmente difícil para quienes tienen una familia que mantener, debido a la carencia de un sueldo estable. Algunos tuvieron que apelar a sus fondos de jubilación.

Poca gente se da cuenta que convertirse en millonario es, en la gran mayoría de las veces, un camino lleno de estrés y trabajo muy duro. Foto: Getty Images.
Poca gente se da cuenta que convertirse en millonario es, en la gran mayoría de las veces, un camino lleno de estrés y trabajo muy duro. Foto: Getty Images.

Altos riesgos: Los soñadores, por naturaleza, son arriesgados; están dispuestos a poner en juego todo lo que poseen: sus casas, sus automóviles, sus ahorros, con tal de lograr sus objetivos, sin ninguna garantía de éxito. Más de la mitad de los que estudió Corley fracasaron varias veces e incluso llegaron a la bancarrota.

El fantasma de la desmotivación: Debido a que tienen objetivos tan ambiciosos algunas personas intentan convencerlos de que sigan otro camino. También escuchan mucho la palabra "no". En varias ocasiones, algunos estuvieron a punto de darse por vencidos.

Cómo son los “soñadores”

Algunas de las características personales de estos individuos son:

Rechazo a trabajar para un jefe. Prefieren trabajar para ellos mismos, en lugar de estar bajo la dirección de un gerente o empleador. No pueden soportar recibir órdenes y les gusta hacer las cosas a su manera.

Están orientado a objetivos. Establecen objetivos diarios, mensuales, anuales y a largo plazo.

En búsqueda diaria de la superación personal. No importa cuán ocupados estuvieran, los soñadores del estudio pasaban al menos 30 minutos al día haciendo cosas como leer, hacer ejercicios, asistir a seminarios, tomar clases y establecer contactos.

Estilo de vida moderado. No gastan en cosas que no necesitan. Raramente encontrarás a un soñador cenando en un restaurante elegante o derrochando en un auto de lujo en los primeros días de su carrera.

No posponen tareas. Las personas ricas en este grupo completaron al menos 70% a 80% de las tareas en su lista diaria de tareas pendientes. Esto no es fácil para la persona promedio. "La dilación nunca es una opción", señaló un soñador.

Tienden a centrarse en sus éxitos. Si bien son conscientes de sus fracasos, los soñadores tienden a centrarse más en sus éxitos y mantienen una lista de cada logro, que les recuerde que el éxito es posible.

Si eres un soñador, ya sabes que la persistencia es clave. Y si no, admíralos por su tenacidad y esfuerzo.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otras historias