El camino de Universidad Católica para coronarse bicampeón

Los Cruzados lograron su estrella número 14 tras coronarse en el Campeonato Nacional 2019. Se transformó en el mejor equipo de la década.
Los Cruzados lograron su estrella número 14 tras coronarse en el Campeonato Nacional 2019. Se transformó en el mejor equipo de la década.

A fines de diciembre Universidad Católica apostó por la experiencia de Gustavo Quinteros tras la salida de Beñat San José. El técnico hispano abandonaba la tienda cruzada tras conquistar la corona de 2018 en Primera División, transformándose en el séptimo DT europeo en abrazar el máximo título del fútbol chileno.

Antes lo hicieron los húngaros Francisco Platko (Colo Colo 1939, 1941 y 1953) y Ladislao Pakosdy (Audax Italiano 1957), el español Isidro Lángara (Unión Española 1951), el inglés William Burnikell (UC 1954), el yugoslavo Boris Stefanovic (Palestino 1955) y el croata Mirko Jozic (Colo Colo 1990, 1991 y 1993).

El exestratega de las selecciones de Bolivia y de Ecuador avisó en su llegada a la precordillera que iría por el bicampeonato con la UC. Algo que ya había vivido en su paso por Emelec. Y es que en 2014, el argentino-boliviano quedó en la historia de aquella institución al levantar la duodécima corona de los millonarios, al ganar 29 partidos del torneo local, el primer doblete del conjunto azul.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Era la tercera vez que el club ecuatoriano se consagraba como monarca en años consecutivos, como ocurrió con los títulos de 1993-1994 y 2001-2002, pero a diferencia de esas temporadas, en las que los técnicos campeones fueron Salvador Capitano, Carlos Torres Garcés, Carlos Sevilla y Rodolfo Motta, ese "bi" lo consiguieron bajo la conducción de un mismo DT. Esta fue la principal arma que sedujo a la directiva estudiantil.

Y el santafesino arrancó su proceso de la mejor manera: en su estreno se impuso 2-1 sobre Coquimbo Unido, con doblete de Diego Valencia. Eso sí, tuvo su primer tropiezo en la segunda jornada, sembrando dudas en la escuadra de La Franja puesto que cayó frente a Deportes Iquique, por la mínima, pero lo hizo en San Carlos de Apoquindo. En la tercera fecha logró reponerse con tantos de Edson Puch y Carlos Lobos para concretar un 2-0 ante Audax Italiano. Luego vinieron dos victorias en línea, incluído un triunfo en su primer clásico: 1-0 sobre Unión La Calera y 3-2 ante Colo Colo, en el Estadio Monumental.

El empate en blanco frente a Curicó Unido, no aminoró los ánimos del conjunto que en ese entonces ya había trepado a la cima, pues luego vinieron cuatro festejos en línea: sus víctimas fueron Everton (1-2), Universidad de Chile (4-0), Palestino (1-2) y Universidad de Concepción (3-1). Su segunda caída se registró recién en la undécima fecha: 1-0 ante O'Higgins, en El Teniente. Sin embargo, cerró el curso con otras dos victorias consecutivas: Cobresal (0-2) y Deportes Antofagasta (5-1) y un empate 0-0 ante Unión Española. 

En total, la primera rueda dejó para Quinteros un saldo de 10 victorias, dos empates y dos derrotas, con 26 goles a favor y solo nueve en contra, cerrando la primera parte como puntero absoluto, con 32 puntos, cuatro más que su más cercano perseguidor: Colo Colo.

La tónica se mantuvo en la segunda parte: la UC comenzó ganando a Huachipato (0-1) y a Universidad de Concepción (0-3). En la tercera jornada registró un empate (1-1) ante Coquimbo Unido, pero luego se repuso derrotando a Everton (1-0). Tras igualar ante la U (1-1) en el Nacional, venció a Deportes Antofagasta (1-2) y empató 0-0 con O'Higgins. Dos victorias en línea le permitieron sacarle mayor ventaja a sus perseguidores: Curicó Unido (1-4) y Cobresal (5-0).

La caída 1-0 frente a La Calera quedó para la estadística puesto que lograron su 14º estrella con 13 unidades de diferencia con el Cacique. Esto, desde la primera que conquistara en 1949 bajo la dirección técnica de Alberto Buccicardi y con José Manuel Moreno como gran figura.

Así, cerraron la temporada -luego que el Consejo de Presidentes determinara la suspensión del torneo- con 53 unidades, merced a 16 victorias, cinco empates y solo tres derrotas. Con 44 goles a favor y 14 en contra obtuvo un 61.84% de rendimiento, logrando dos bicampeonatos en tres años.

Además, se posicionó como el mejor equipo de la década del fútbol chileno: ha conseguido 594 puntos, superando a los albos (573) y a Universidad de Chile (553).

Repasa, a continuación, las estadísticas que llevaron a la UC a la consagración:

LAS ESTADÍSTICAS DE LA UC

EVOLUCIÓN EN LA CLASIFICACIÓN

LOS NÚMEROS DEL PLANTEL

LA TABLA GENERAL

Otras historias