Dolor de espalda, el síntoma que destapó el cáncer de Mila (así va a combatirlo)

Yahoo Vida y Estilo

Ya no solo es el tabaco, el cáncer de pulmón (el que más preocupa a los oncólogos porque es el cáncer que más muertes provoca), tiene otros síntomas y causales que los expertos recomiendan identificar antes de que el problema empeore. Así va a combatirlo Mila

Una vez más Mila Ximénez planta cara a la adversidad y anuncia que durante los próximos 6 meses se concentrará en la lucha contra el cáncer de pulmón que le acaban de diagnosticar. (Foto: Getty)
Una vez más Mila Ximénez planta cara a la adversidad y anuncia que durante los próximos 6 meses se concentrará en la lucha contra el cáncer de pulmón que le acaban de diagnosticar. (Foto: Getty)

A veces el dolor de espalda está causado por una enfermedad subyacente grave. Es raro pero puede ocurrir. Así ha sido en el caso de Mila Ximénez, colaboradora del programa Sálvame Diario, que emite Telecinco, quien hace unos días confirmó que padece cáncer de pulmón. Un dato que ha hecho saltar todas las alarmas porque no solemos asociar este tipo de tumor con el dolor de espalda.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sin embargo, los oncólogos señalan que el dolor debido al cáncer significa que ya se propagó del lugar donde se originó (metástasis).

Un síntoma común que pasa desapercibido

En principio no debemos alarmarnos por un dolor de espalda ya que es extremadamente común (cuatro de cada cinco personas se ven afectadas en algún momento de sus vidas). Es una dolencia que asociamos a malas posturas, falta de ejercicio, aumento de peso, embarazos, profesiones cuyo día a día requiera mucho esfuerzo físico o simplemente por realizar tareas domésticas como planchar, hacer la cama o cargar las bolsas de la compra.

Pero el dolor de espalda puede ser un síntoma de otras patologías como el cáncer de mama o de pulmón (el tumor puede llegar a afectar a algunas vértebras), y en este último caso suele pasar desapercibido porque según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC): “Los síntomas, dependen de la localización y extensión del tumor, aunque los más frecuentes son la tos, la expectoración sanguinolenta, dolor torácico, la disnea (falta de aire) y la disfonía (cambios en la voz)”, y esos son entre otros.
lo que nos hace sospechar”.

Sin embargo, el cáncer de pulmón se puede propagar a otras partes del cuerpo, causando dolor en los huesos; no solo en la espalda, también en las caderas, debido a la presión que el tumor está provocando.

De hecho, algunos estudios aseguran que la columna vertebral es el lugar más frecuente de metástasis óseas, estimándose que alrededor de un 10 por ciento de pacientes con cáncer desarrollarán una metástasis espinal destacando entre ellas las de mama, próstata y pulmón.

Cómo saber si es grave

El testimonio de Mila sirve para entender que los síntomas del cáncer de pulmón pueden afectar a todo el cuerpo. La tos reiterada y la dificultad constante para respirar son los más comunes. Los cambios en la voz, especialmente ronquera, las infecciones pulmonares recurrentes (como neumonía o bronquitis) y la dificultad al tragar son señales que deben ponernos en alerta. Pero algunas personas también pueden sentir dolor torácico, de hombro o de espalda.

Cada uno de nosotros tenemos un umbral del dolor diferente y una resistencia determinada, pero nunca se debe esperar a que la intensidad sea tan fuerte que impida llevar una normal. Mila sufrió fuertes dolores en las últimas semanas, y los médicos tuvieron que pincharla durante la emisión de 'La última cena' para poder terminar el programa.

Otras veces, cuando el cáncer de pulmón se disemina más allá de los pulmones a otras partes del cuerpo, es frecuente sentir debilidad, cansancio, pérdida de peso sin causa aparente, dolor en los huesos o las articulaciones, huesos fracturados, dolores de cabeza, coágulos sanguíneos, movimientos inestables o convulsiones, pérdida de memoria o hinchazón en el cuello o la cara.

Cuándo buscar ayuda

Cualquiera de los supuestos anteriores es razón más que suficiente para pedir una cita médica tan pronto como sea posible, y debe hacerse de inmediato si además tienes:

  • Fiebre.

  • Enrojecimiento o hinchazón en la espalda.

  • Dolor que desciende por las piernas y debajo de las rodillas.

  • Entumecimiento, hormigueo o debilidad en una o ambas piernas o alrededor de los glúteos. También puedes tener esta sensación en los brazos, en el pecho o en el abdomen.

  • Pérdida de control de la vejiga o el intestino (incontinencia).

  • Dolor constante, particularmente de noche.

  • Dolor que está empeorando mucho y se propaga por la columna

Cómo abordar el diagnóstico

Las terapias personalizadas, en función de las mutaciones genéticas que presenta cada paciente son la vía para tratar la enfermedad. Y es que estas mutaciones son, en realidad, ‘dianas biológicas’ que permiten a los oncólogos predecir qué tipo de tratamiento será más efectivo en determinado tipo de pacientes.

En el caso de Mila, la solución pasa por recibir tratamiento de quimioterapia inmunoterapia (seis tratamientos cada tres semanas) para que el cáncer no siga ramificándose e intentar que se duerma.

Una de las ‘ventajas’ es que de momento no tendrá que ingresar en el hospital ya que, según comenta a Semana un oncólogo médico: “la quimio inmuno es un tratamiento que se pone en vena, normalmente no hay que ingresar, pero esto depende. Se suele recibir durante unas horas  y luego vuelves a tu casa. En este caso, todo apunta a que cada tres semanas deberá de volver al hospital”.

"Me lo van a tratar porque está diagnosticado y localizado, no se le puede pegar el tiro, como dice mi oncóloga porque hay cierta ramificaciones que no están muy controladas, por lo tanto vamos a comenzra con la quimioterapia y la radioterapia. Esta semana ya tengo una prueba para ver qué movimiento tienen las células cancerígenas porque están por ahí dando vueltas. La semana que viene, cuando sepa dónde hay que hacerlo, daremos la quimio" son sus palabras exactas sobre el tratamiento.

Además de la quimio, la colaboradora tendrá que someterse a inmunoterapia para estimular las defensas naturales del cuerpo y tratar de fortalecer su sistema inmunitario. Náuseas, vómitos y caída de pelo son los efectos secundarios más comunes. La falta de energía, el cansancio y la anemia son otras posibles consecuencias de este tratamiento combinado. Por eso los médicos recomienda reposo y mucha tranquilidad, además de una actitud positiva y de superación para poder afrontarlo.

Cada vez lo superan más personas

En España se diagnostican unos 20.000 nuevos casos de cáncer de pulmón cada año, siendo uno de los tumores con mayor incidencia y mortalidad. El cáncer de pulmón es la causa de muerte del 8,3 por ciento en hombres y del 1,3 por ciento en mujeres, por lo que se considera una de las enfermedades más letales.

Sin embargo, a pesar de ser más letal que el de colón o próstata, el cáncer de pulmón es uno de los tumores que más ha mejorado su supervivencia en la última década, tal y como asegura el doctor Mariano Provencio, jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP).

El tabaquismo es una de las principales causas de esta enfermedad, que arroja cifras demoledoras. De hecho, el cáncer de pulmón es <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/este-es-el-cancer-evitable-que-mas-preocupa-los-oncologos-110305393.html" data-ylk="slk:el cáncer evitable que más preocupa a los oncólogos;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">el cáncer evitable que más preocupa a los oncólogos</a>. Y aunque el tabaco sigue siendo el principal responsable de este tumor, no debemos ignorar otros condicionantes. (Foto: Getty)
El tabaquismo es una de las principales causas de esta enfermedad, que arroja cifras demoledoras. De hecho, el cáncer de pulmón es el cáncer evitable que más preocupa a los oncólogos. Y aunque el tabaco sigue siendo el principal responsable de este tumor, no debemos ignorar otros condicionantes. (Foto: Getty)

Y es que con un diagnóstico precoz, el cáncer de pulmón puede curarse mediante cirugía o radioterapia. El problema fundamental es que, por lo general, en sus estadios iniciales el cáncer de pulmón no tiene síntomas perceptibles y los signos de alerta son comunes a enfermedades benignas, lo que hace que pueda retrasarse el diagnóstico.

Por eso, en muchas ocasiones se descubre con posterioridad y el cáncer se diagnostica demasiado tarde como para aplicar un tratamiento eficaz. Un motivo que podría estar detrás de las altas cifras de mortalidad (tan sólo del 15 por ciento de los pacientes a los cinco años del diagnóstico).

La importancia de cribado

A diferencia de otros tipos de cáncer, en el de pulmón es más difícil la detección precoz ya que el enfermo comienza a mostrar síntomas visibles cuando el tumor ya se encuentra en un estadio avanzado. Además, se trata de un órgano blando que facilita la metástasis. Es por eso que el Grupo Español de Cáncer de Pulmón apuesta por la prevención como principal arma de lucha contra esta enfermedad.

En este sentido, los expertos en cáncer de pulmón como el doctor José Matilla, cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología de SEPAR, recuerdan la importancia del autocuidado y apunta al tabaquismo como principal factor de riesgo.

Dejar de fumar, el arma más eficaz y barata siempre

Los fumadores de entre 55 y 74 años que consuman más de 30 paquetes anuales, deberían hablar con su médico sobre la posibilidad de realizar el cribado de cáncer de pulmón. “El 90 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón son fumadores. Las personas que sufren tabaquismo se convierten, pues, en perfiles prioritarios para el cribado de cáncer de pulmón. Conocer los avances en el cribado y sus potenciales beneficios les puede ayudar a decidir de forma individualizada si se someten o no a la realización de una TAC helicoidal con el fin de obtener un margen de actuación en el caso de presencia de tumores o nódulos en el pulmón”, explica.

Nos obstante, desde GECP aclaran que el consumo de tabaco está directamente relacionado con la incidencia del cáncer de pulmón, “independientemente de la cantidad consumida”, por lo que abandonar el hábito tabáquico, reduce hasta un 80 por ciento las posibilidades de desarrollar la enfermedad.  Además, advierten de que el humo pasivo también afecta a los pulmones. De hecho, existe un porcentaje de tumores, aunque mínimo, relacionado con factores ambientales.

Más historias que pueden interesarte:

Herpes zóster, así es la enfermedad que ha sufrido Mila ('Sálvame') durante el confinamiento

La prueba médica que deberías hacerte si eres fumador

Mielitis, el 'cosquilleo' que hizo sospechar a María Pombo de que podría sufrir esclerosis múltiple

Otras historias