Canelo venció a Golovkin por decisón unánime y ya piensa en la revancha ante Bivol

·2 min de lectura

La pelea final de la trilogía entre Canelo Álvarez y Gennadiy Golovkin no estuvo a la altura de las expectativas, ya que la estrella mexicana controló la contienda de campana a campana para un convincente triunfo por decisión unánime.

Después de un empate en su primer enfrentamiento, que la mayoría de los fanáticos creen que debería haber sido un triunfo para el kazajo, y otra controvertida victoria por decisión mayoritaria para Álvarez en la revancha, este fue un combate decisivo para la rivalidad, incluso si las tarjetas de puntuación terminaron reñidas.

Dos de los tres jueces calificaron la pelea 115-113 para el mexicano, lo que significa que lo tenían ganando siete asaltos contra cinco, aunque hubo un fuerte argumento de que Álvarez había ganado cómodamente los primeros ocho rounds de la pelea antes.

Fue una actuación decepcionante para Golovkin, de 40 años, quien alguna vez fue uno de los golpeadores de poder más temidos en el deporte y posiblemente el mejor boxeador en las dos primeras peleas de la trilogía. En esta oportunidad resultó inofensivo para Álvarez, quien se mostró notablemente más rápido tanto con las manos como con los pies.

La derrota mueve el récord de Golovkin a 42-2-1, con sus dos derrotas y su empate frente a Álvarez, habiendo ingresado a la rivalidad con un perfecto 37-0. El americano luce una marca de 58-2-2, recuperándose de la segunda derrota de su carrera en su última pelea cuando trató de saltar varias categorías de peso y obtener otro título mundial, y finalmente fue superado por Dmitry Bivol.

"Muchas gracias amigo, gracias Golovkin. Les dimos a los fanáticos tres buenas peleas, gracias por todo. Muchas gracias a todos por su apoyo. He pasado por cosas muy difíciles en mi vida y lo único que pueden hacer es tratar de seguir adelante", declaró Álvarez después de la pelea.

Y agregó: "He pasado por momentos difíciles recientemente con mi derrota, y de hecho he demostrado que las derrotas son geniales, porque te permiten volver y mostrar humildad. Golovkin es un peleador realmente bueno, es un gran peleador y es por eso que estamos aquí. Me complace compartir el ring con él y seguiré avanzando para mantener mi legado fuerte".

Su reciente derrota contra Bivol fue la única en la carrera de Álvarez además de la que sufrió contra Floyd Mayweather cuando tenía solo 23 años en 2013, y el mexicano está decidido a vengar esa caída. "Es muy importante para mi legado, para mí. Por mi orgullo, por mi país, por mi familia, por todo. Es muy importante... lo venceré", concluyó.

Foto: Getty Images