El caos organizativo y un tifón amenazan los Juegos del Sudeste Asiático en Filipinas

EFE/EPA/FRANCIS R. MALASIG
EFE/EPA/FRANCIS R. MALASIG

Manila, 27 nov (EFE).- Un caos organizativo que ha sembrado la polémica en Filipinas y un tifón que se acerca al país amenazan con hacer descarrilar la trigésima edición de los Juegos del Sudeste Asiático, cuya inauguración en Manila está prevista para el próximo sábado.

Las imágenes de atletas obligados a dormir en el suelo se han hecho virales, mientras que las quejas sobre los retrasos en el transporte y un deficiente alojamiento están siendo generalizadas y han puesto en entredicho la organización en Filipinas de este evento deportivo que se celebra cada dos años.

En una rueda de prensa celebrada este miércoles en Manila, Ramón Suzara, jefe de operaciones del Comité Filipino de Organización de los Juegos del Sudeste Asiático, declaró que se había "hablado sobre todos los problemas, quejas y peticiones" y que la organización lo había "resuelto todo".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Suzara añadió que, "por desgracia", algunos filipinos estaban aprovechando la ocasión para criticar a su propio país en lugar de apoyar a los anfitriones.

Las declaraciones de Suzara se produjeron después de que las delegaciones se quejaran, entre otros problemas, de conflictos en torno a las acreditaciones a la prensa, confusiones con las habitaciones de hoteles o instalaciones inadecuadas -algunas de las cuales aún no estaban terminadas cuando comenzaban a llegar los participantes.

El caos organizativo comenzó a aparecer en los medios el lunes, cuando los miembros del equipo de fútbol de Camboya se vieron obligados a dormir en el suelo de una zona de espera y las fotos del problema se hicieron virales en las redes sociales.

Según el portavoz del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, el mandatario estaba "insatisfecho" con los problemas a los que se presentaba el comité organizativo y estaba dispuesto a investigar acusaciones de fraude vinculadas a los Juegos.

Entretanto, el servicio meteorológico filipino PAGASA ha emitido una alerta ante la llegada de la tormenta tropical "Kammuri", que está previsto que entre en Filipinas el domingo -un día después de la inauguración de los Juegos- y que lleva vientos de 85 kilómetros por hora, con picos de 105 kilómetros por hora.

Los Juegos del Sudeste Asiático se celebraron por primera vez en Bangkok en 1959 y reúnen a miles de atletas procedentes de Brunéi, Camboya, Indonesia, Laos Birmania (Myanmar), Filipinas, Singapur, Tailandia, Timor Oriental y Vietnam.

La edición de este año se prolongará hasta el 11 de diciembre y en ella tendrán lugar competiciones en 23 ciudades de Filipinas de un total de 56 deportes diferentes.

Otras historias