Carlos Alcaraz luchó y dio un nuevo paso en su sueño de ser Nº 1

·2 min de lectura

Carlos Alcaraz podría cumplir los sueños que tiene cualquier tenista de manera precoz. Tras su avance a los cuartos de final del US Open, el español de 19 años mantiene latentes sus chances de alcanzar la cima del ranking mundial, y esta oportunidad inédita para él se producirá si gana el primer torneo de Grand Slam de su carrera.

El nacido en El Palmar y tercer preclasificado al título en Flushing Meadows quedó ahora como principal candidato luego de las caídas de Daniil Medvedev (1º) y Rafael Nadal (2º). Su reciente paso lo dio con una victoria en casi cuatro horas de partido, en las que eliminó al croata Marin Cilic por 6-4, 3-6, 6-4, 4-6 y 6-3. Su encuentro finalizó a las 2.23 a.m. (hora de Nueva York.

La eliminación del ruso (campeón defensor) lo lleva a ceder el Nº 1 a partir del lunes próximo, con la actualización de la nueva clasificación; mientras que Nadal ocuparía ese puesto, a menos que el propio Alcaraz o el noruego Casper Ruud levanten el trofeo en el grande estadounidense.

Por lo pronto, su próximo desafío será otro joven talentoso al que conoce bien, el italiano Jannik Sinner, de 21 años, quien viene de dejar en el camino al bielorruso Ilya Ivashka en cinco parciales.

"Jugué un par de veces contra él. Es un gran jugador, realmente duro. Perdí dos veces en dos meses (contra él), así que tendré que estar listo para esta batalla", palpitó el jugador español, quien ya ganó 48 partidos en el tour en este 2022

Por otra parte, Alcaraz resaltó la complicidad del público para imponerse ante Cilic. "Por supuesto, el apoyo de hoy en Arthur Ashe fue una locura. Después de perder el cuarto set, fue difícil para mí volver en el quinto set, para mantenerme mentalmente fuerte. Pero la energía que recibí hoy me hizo ganar", aseguró.

A pesar de haber quedado detrás del croata en materia de tiros ganadores (45 vs. 28), Alcaraz logró compensarlo con sus 41 errores no forzados, frente a los 66 de su rival. La pequeña diferencia de quiebres (6 contra 5) y los puntos en total (143 vs. 142) desniveló en un juego reñido.

Foto: Getty Images