Carlos Alcaraz se retira de los cuartos del US Open por un problema en el aductor

·4 min de lectura
Carlos Alcaraz, durante el partido de cuartos.  (Photo: Matthew Stockman via Getty Images)
Carlos Alcaraz, durante el partido de cuartos. (Photo: Matthew Stockman via Getty Images)

Carlos Alcaraz no ha podido completar su partido de cuartos del US Open al verse obligado a retirarse con 6-3 y 3-1 abajo en el segundo set debido a un problema muscular. De esta forma, Felix Auger-Aliassime pasaba a las semifinales. Al murciano, de apenas 18 años, le han pasado factura los dos partidos-maratones ante Stefanos Tsitsipas y Peter Gojowczyk, en los que se había dejado casi ocho horas de esfuerzo y se había dañado el aductor, pero ha demostrado que ya es más que una promesa del tenis. Es presente.

El tenista notó un pinchazo en su pierna derecha en un largo intercambio que le obligó a abandonar. Ahora falta saber el alcance de la lesión para saber si podrá estar listo para Metz (20 al 26 de septiembre), que era su siguiente torneo dentro del circuito ATP.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Contento, pero no cambiado

El joven talento del tenis español ha afirmado que se va, pese a todo, “muy contento” por lo conseguido, pero “no cambiado”. Alcaraz reiteró que la experiencia vivida ha sido única, especialmente por lo que logró en el apartado deportivo y por todo el apoyo que recibió de los aficionados locales.

“Me he sentido muy arropado durante toda la semana por el público, yo creo que ha sido un factor fundamental en mi, que sin ello no podría haber llegado tan lejos”, confesó Alcaraz, que jugaba sus primer Abierto. “Desde el primer partido todo fue apoyo y eso es una experiencia única”.

Pero para nada se iba de Flushing Meadows como un jugador diferente o que vaya a cambiar su trayectoria profesional en cuanto a los enfoques y objetivos que tiene establecidos junto al grupo de trabajo. “Lo he dicho ya muchas veces, la experiencia vivida en este torneo me ha hecho madurar mucho. He adquirido mucha experiencia de de cara a los siguientes torneos, pero yo creo que voy a seguir siendo el mismo chico, el mismo jugador”.

Alcaraz dijo que para nada le interesaba el mundo de los halagos externos, que su foco era el trabajo cotidiano con su equipo, hacerlo cada vez mejor y aprender, que es otras de las cosas que se lleva del Abierto.

“La verdad es bueno que te digan cosas positivas porque vas por el camino acertado, estás haciendo las cosas bien, pero más allá de ese reconocimiento, no le doy más importancia”, explicó Alcaraz al reiterar que todo era un aprendizaje. Pero sobre todo tiene muy claro que el meterse el mismo más presión no va con su filosofía de como debe hacer las cosas y dentro del campo.

“Intento no meterme presión a mí mismo en el sentido de pensar que todos los medios están esperando en mi que haga todo lo que han hecho esas ‘bestias’ -en referencia a las grandes figuras- de todo lo que han conseguido, sino que cada uno tiene su camino y seguirlo, prestando atención a tu equipo, a aprender de todo e intentar no darle mucha atención al mundo exterior”.

En este sentido, Alcaraz dijo que la lección aprendida durante el torneo fue sobre todo como encaró las situaciones complicadas y difíciles que se le presentaron ante rivales desconocidos y de gran clase.

“La mayor lección que me llevo de aquí es como he afrontado los momentos nuevos, jugar en el Arthur Ashe Stadium por primera vez contra el número tres del mundo -el griego Stefanos Tsitsipas-, creo que con la valentía que lo afronté esa es la mayor lección que me llevo”, subrayó Alcaraz. “No conocía a jugadores muy buenos, que me crearon nuevas situaciones y a todas las respondí con valentía, además de la manera como he sabio manejar a los medios”.

El problema mayor vivido fueron los largos partidos disputados de manera consecutiva fueron los que le pasaron factura en el duelo frente a Auger-Aliassime con el que se enfrentaba por primera vez.

“Al haber jugado partidos muy largos muy duros siempre van a apareciendo molestias, pero con las que puedes convivir y competir”, explicó Alcaraz sobre la lesión sufrida. “Bueno como he dicho el principal problema el que me ha hecho tener que llegar al punto de retirarme ha sido el abductor derecho”.

En cuanto al próximo calendario, Alcaraz dijo que primero descansaría, lógicamente sería examinado por los doctores, y el función de lo que determinen en cuanto a la lesión establecerá el futuro calendario.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente