El error que Carlos Alcaraz no puede repetir si no quiere volverse loco

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Alcaraz Carlos (ES) elusion during the Tennis Internationals ATP Croatia Open Umag - Alcaraz vs Sinner on July 31, 2022 at the Umago in Umago, Croatia (Photo by Marco Todaro/LiveMedia/NurPhoto via Getty Images)
Carlos Alcaraz, pensativo entre puntos durante la final del torneo de Umag, en Croacia. (Photo by Marco Todaro/LiveMedia/NurPhoto via Getty Images)

Que a Carlos Alcaraz le gusta bailar sobre el alambre es algo que ya sabíamos de hacía tiempo. A sus diecinueve años, ya ha hecho de las remontadas imposibles una seña de identidad, una muestra de confianza y concentración que le impiden dar el máximo cuando otros ven el partido perdido. Por ejemplo, en la final del torneo de Umag contra Jannik Sinner se vio 5-1 arriba en el tie-break del primer set y debió de pensar que sin emoción no tenía mérito, así que "se dejó" remontar hasta el 6-5, con saque del italiano, y ahí, ya sí, se llevó el set con uno de sus puntos inimaginables.

Cuando un jugador se lleva un set de esa manera, el daño psicológico que causa a su rival es tremendo. Remar y remar para morir en la orilla. No todo el mundo puede soportar esa carga. Sinner, desde luego, parecía perdido cuando empezó el segundo set. Perdió el primer juego al resto y se vio 0-40 en el segundo, con su saque. Todo apuntaba a que el vigente campeón y flamante número cuatro del mundo tenía el partido en su bolsillo. Un punto más y el italiano probablemente bajara los brazos y se dejara guiar hasta la derrota. Un punto que no llegó: Sinner salvó hasta seis pelotas de break, rompió en el siguiente juego y solo cedería uno de los trece restantes para imponerse en la final.

No es que el juego de Alcaraz fuera un desastre como para perder 6-1, 6-1 los dos últimos sets. Simplemente, falló cuando no correspondía y todo eso le fue minando. Le puede pasar a cualquiera que no se apellide Nadal, Djokovic o Federer. Ahora bien, que le pase a Alcaraz tan joven nos preocupa... y es de esperar que tanto él como su equipo saquen las consecuencias acertadas: cuando el murciano sale a la prensa a decir que "no sabía qué hacer" contra el número diez del mundo, lo que en realidad nos viene a decir es "no me llegaba la sangre al cerebro" o, en otras palabras, "estaba agotado emocionalmente".

Lo que nos lleva al gran error inevitable de esta temporada: la gira de tierra post-Wimbledon. Siento decirlo porque muchos españoles han triunfado en Gstaad, Hamburgo, Kitzbuhel o Umag... pero es una pérdida de tiempo y energía para un jugador top. Te acaba de rematar después de seis intensos meses de trabajo. Todos los grandes la han disputado cuando eran jóvenes porque uno nunca sabe cuál va a ser la temporada de su consagración y esos compromisos se adquieren en invierno, pero una vez se lo pueden permitir, en general prescinden de ella. Incluso Nadal, el amo y señor de la tierra batida, lleva años y años prefiriendo descansar en julio para prepararse de cara al cemento norteamericano de agosto y septiembre.

UÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo no disponible por tus preferencias de privacidad

La lección que le debe dejar a Alcaraz estas dos semanas de calor y moscas en Europa es que lo mejor es descansar. Por supuesto, se ha limitado a cumplir lo firmado en su momento y no tenía escapatoria... pero sí la tendrá el año que viene. Es imprescindible descansar en julio, no solo porque el cuerpo lo demande -cuidado con la tendencia de Carlos a torcerse el tobillo derecho- sino porque, de lo contrario, la temporada se hace eterna, se vuelve uno loco y empieza a decir cosas como "tengo pesadillas con los jugadores italianos" por enlazar unas cuantas derrotas. Jugadores italianos cuya presencia es constante en esta minigira de tierra.

Lo mejor es alejarse, resetear, irse a bailar o a un yate, como Rafa Nadal, y preparar la temporada de pista dura. Aunque Alcaraz ha jugado seis de sus siete finales como profesional en tierra batida, lo cierto es que el mundo le descubrió en pista rápida, cuando fue capaz de ganar el Masters 1000 de Miami, algo que ningún tenista español -ni siquiera Rafa- había conseguido jamás. Su potencial sobre esa superficie es enorme y ahora le vienen otros dos Masters 1000 -Canadá y Cincinnati- más el último Grand Slam de la temporada, el US Open. Es importantísimo llegar ahí descansado, tranquilo y con la mente fresca.

¿Será ese el caso de Alcaraz? Es lógico tener dudas. Es su primer año en la élite y ha vivido toda clase de emociones. Muchas entrevistas, muchos reportajes, mucha exposición, muchas expectativas, muchas comparaciones... es normal que esa cabeza esté algo saturada y estas dos derrotas no habrán ayudado en absoluto. Aun así, hay tiempo. Tiempo para tomarse un respiro, no prestar demasiada atención a lo pasado y centrarse en los 4000 puntos ATP que tiene por delante. Hay que recordar que Alcaraz es el cuarto del ranking... pero el segundo en lo que va de año, solo detrás de Nadal, ganador de los dos primeros grandes de la temporada.

Carlos ya alcanzó cuartos de final en Nueva York el año pasado y el objetivo no debería ser repetir sino subir la apuesta. Cuenta con la ventaja de que muy probablemente Djokovic no esté presente y tanto Zverev como Nadal serían rivales ya en unas semifinales. Es una oportunidad muy bonita la que se le presenta al murciano y da un poco de pena ver toda la energía que se ha dejado en torneos menores. Confiemos en que este año, aún postadolescente, no la necesite en el momento clave. Para años venideros, ya sabemos: en julio se descansa, en agosto se aprieta. Así funciona el calendario de los fuera de clase.

Vídeo | Carlitos Alcaraz ya es el número 4 del mundo

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente