Así es la vida de Carmen Cervera, la baronesa Thyssen, entre Andorra y España

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - OCTOBER 17:  Baroness Carmen Thyssen-Bornemisza (Tita Cervera) attends the 'Intimidad' of Pierre Auguste Renoir exhibition opening at Thyssen Museum  on October 17, 2016 in Madrid, Spain.  (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)
Carmen Cervera no quiere que su colección en Madrid perjudique a sus impuestos en Andorra (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)

Carmen Cervera o “Tita”, como la llaman sus amigos y la prensa del corazón, ha llegado por fin a un acuerdo con el Ministerio de Cultura para que la colección Thyssen se pueda volver a exhibir en Madrid durante más de una década.

Este esperado acuerdo que llega tras arduas negociaciones también implica cambios a nivel fiscal en las cuentas que Carmen Cervera rinde al Estado así como en su registro de actividades económicas en España.

Sin embargo, la baronesa Thyssen ha declarado a ‘Hola’ que ella piensa seguir viviendo en Andorra, denominada paraíso fiscal, y que ha pactado para protegerse ante los posibles perjuicios que pudiese tener debido a sus días trabajados en España.

En sus propias declaraciones al semanario: “Seguiré en Andorra, me siento muy feliz allí, desde que mi marido y yo nos hicimos residentes en 1992.” y añade siendo precavida y meticulosa: “Solo quiero tener seguridad de que no me perjudica la cesión de la colección por los días que trabajo en España en tareas en beneficio de la cultura y de las instituciones que albergan mi colección.”.

Consciente del posible perjuicio, Carmen asegura haber movido algunos hilos: “He pedido, en este sentido, tranquilidad para mí y mis herederos”. Los tres hijos de Carmen, las gemelas Carmen y Sabina de 13 años y Borja de 41, también viven en Andorra.

La polémica radica en que, últimamente, varios youtubers españoles tan famosos como El Rubius han fijado allí su residencia para evitar así los altos impuestos de España mientras que, por su parte, el Gobierno recuerda que la colaboración de las rentas altas es necesaria para costear otros departamentos como la sanidad o la educación, que al final repercute sobre toda la población.

MADRID, SPAIN - FEBRUARY 14: Borja Thyssen attends 'Rock Arts' exhibition at David Bardía Gallery on February 14, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)
Borja Thyssen vive en Andorra con Blanca Cuesta y sus hijas (Photo by Juan Naharro Gimenez/Getty Images)

Los cambios de residencia de los Thyssen son llamativos desde hace años y es que, sea como sea, se alejan del fisco español. Sobre todo Borja ha fijado su residencia, cambiando constantemente de lugar, en Andorra, en Londres y en Suiza.

Según recoge ‘Jaleos’, "mientras que los tipos máximos de la base liquidable en el IRPF en Barcelona y en Madrid son el 49% y el 44,5% respectivamente, en Andorra es del 10% Eso le obliga a permanecer fuera del territorio español más de 183 días para no tener que tributar en nuestro país.”

Aunque vivan en Andorra y dejando los impuestos a un lado, lo cierto es que tanto Carmen como su hijo Borja, a quien el barón Thyssen adoptó como hijo legítimo hace años, se sienten muy satisfechos con el acuerdo de cesión entre la familia y el Museo Thyssen de Madrid que ambos firmarán en breve.

Ella siempre ha luchado por lograr que su colección se quedase en España. Las joyas artísticas que custodia Cervera están valoradas en 1.250 millones de euros y eso le reporta a ella y a sus herederos una ganancia fija de 6,5 millones de euros anuales a cambio de los 15 años de cesión por alquiler que ha acordado con el Ministerio de Cultura.

A sus 77 años Carmen asegura que solo quiere “vivir una vida feliz y tranquila” y dejar su colección privada en Madrid en régimen de alquiler le aporta esa felicidad que tanto ansiaba: “Estoy muy feliz y sobre todo muy tranquila porque la colección se queda en España y por el futuro de mis herederos”, comenta a la revista.

Las negociaciones no han sido sencillas y es que, desde que en 1992 acabara el contrato de diez años que tenía el museo madrileño con Tita respecto a la colección, han estado en conversaciones para lograr recuperarla otros 15 años, eso sí, con décadas de por medio.

Más historias que te pueden interesar

Tita Cervera se entera la última de que será abuela: la difícil relación entre la familia Thyssen vuelve a la palestra

Así fue la historia de amor de Carmen Cervera y Manolo Segura, contada por ella misma

Carmen Cervera lo tiene claro: o cambian las cosas o se lleva sus cuadros del Museo Thyssen