La nueva jugada de casa real británica para limpiar su honor, un experto en diversidad

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Britain's Queen Elizabeth II thanks local volunteers and key workers for the work they are doing during the coronavirus pandemic and over Christmas in the quadrangle of Windsor Castle in Windsor, west of London, on December 8, 2020 - The Queen and members of the royal family gave thanks to local volunteers and key workers for their work in helping others during the coronavirus pandemic and over Christmas at Windsor Castle in what was also the final stop for the Duke and Duchess of Cambridge on their tour of England, Wales and Scotland. (Photo by Glyn KIRK / various sources / AFP) (Photo by GLYN KIRK/AFP via Getty Images)
La familia real británica estudia contratar un experto en diversidad. (Photo by Glyn KIRK / various sources / AFP) (Photo by GLYN KIRK/AFP via Getty Images)

La sonada entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle en la CBS con Oprah Winfrey sigue trayendo cola y es que, aunque tuvo lugar hace ya un par de semanas, las acusaciones fueron tan graves que la imagen de la monarquía sigue intentando ser restaurada.

El hijo pequeño de Lady Di y el príncipe Carlos de Inglaterra aseguró que existe el racismo en el seno de su familia más allegada, excluyendo a la reina Isabel II y al duque de Edimburgo, dejó a su hermano William y su padre a los pies de los caballos.

William y Kate Middleton se apresuraron a limpiar su imagen apareciendo con una mujer negra ante la prensa y el foco quedó sobre Carlos que no ha movido ni un dedo para evitar que le acusen de racista.

Sin embargo a la cabeza de la familia real británica está Isabel II y ella tiene claro que ese barco no se va a hundir sea como sea. Si bien mandó un comunicado expresando ‘preocupación por los asuntos raciales’ y la prensa inglesa se hizo eco de que ella personalmente iba a interrogar a su familia para conocer al culpable de la tensa situación respecto al tono de la piel de Archie, todo esto no ha sido suficiente.

La dañada imagen de la monarquía sigue muy presente y ahora, The Times, se hace eco de un nuevo paso adelante contra el racismo institucional que quiere dar la monarca para evitar más fallos garrafales como este.

Según el citado medio, Isabel II piensa tomar una medida tan drástica como eficaz para garantizar que su monarquía sea inclusiva y diversa, no racista y opresora. Para ello, Isabel II considera la posibilidad de contratar a un asesor de diversidad.

Éste, sería el encargado de garantizar diversidad en todos los aspectos no solo en Buckingham Palace sino también en Kensington y en Clarence House, es decir, en casa de su nieto William y también de su hijo Carlos.

Un informador de la realeza ha declarado al medio que: “Este es un tema que se ha tomado muy en serio en todas las casas reales. Tenemos las políticas, los procedimientos y los programas en marcha, pero no hemos visto el progreso que nos gustaría y aceptamos que hay que hacer más, siempre podemos mejorar.”

LONDON, UNITED KINGDOM - MARCH 9: An arrangement of UK daily newspapers show front page headlines reporting on the story of the interview given by the Duchess of Sussex, Meghan Markle and her husband Britain's Prince Harry, Duke of Sussex, to media mogul Oprah Winfrey about their experiences with Buckingham Palace, in London, United Kingdom on March 9, 2021. (Photo by Hasan Esen/Anadolu Agency via Getty Images)
La presión mediática sobre la monarquía crece sin cesar tras la entrevista de Meghan y Harry (Photo by Hasan Esen/Anadolu Agency via Getty Images)

Y ha añadido que: “Por eso no nos da miedo buscar nuevas formas de abordarlo. El trabajo para hacerlo está en marcha desde hace tiempo y cuenta con todo el apoyo de la familia. El nombramiento de un experto en diversidad es algo que hay que considerar, pero es demasiado pronto para anunciar cualquier plan en firme. Estamos escuchando y aprendiendo para hacerlo bien.”

Por ahora todo son buenas intenciones que, seguramente, Isabel II llevará a cabo consciente de la presión mediática y popular a la que está sometida “por culpa” de la confesión de Harry y Meghan en televisión.

Este especialista en diversidad que podría contratar en el futuro se encarga no solo del tema del racismo sino también de inclusión en la comunidad LGBTQ+ y también en el respaldo inclusivo a minorías étnicas.

Esta sería, sin lugar a dudas, una decisión positiva para una monarquía que quizá se ha quedado anclada en un pasado que ya no refleja las distintas realidades actuales de los colectivos. Si la entrevista de Harry sirve para modernizar una institución tan clásica, bienvenida sea.

Más historias que te pueden interesar

¿Es el príncipe Carlos el racista de la familia real británica?

Comienza la maquinaria para lavar la imagen de Isabel II

¿Es la Casa Real británica racista? Este es el pasado que ocultan y por el que no piden perdón