Casper Ruud paga el pato del abuso de los parones para el baño con una sanción insólita

·4 min de lectura
Casper Ruud durante su partido de octavos de final del Masters 1000 de Montreal ante Roberto Bautista. (Foto: Minas Panagiotakis / Getty Images).
Casper Ruud durante su partido de octavos de final del Masters 1000 de Montreal ante Roberto Bautista. (Foto: Minas Panagiotakis / Getty Images).

En los últimos tiempos los parones para ir al baño ha sido objeto de mucha controversia en el tenis. Se ha acusado a algunos jugadores de abusar de ellos para recomponerse en situaciones difíciles o tratar de desconcentrar al rival, por lo que la ATP decidió tomar cartas en el asunto imponiendo un límite de tiempo y reduciéndolas a una por partido. No obstante, la nueva normativa tiene algunas incongruencias y Casper Ruud ha pagado el pato recibiendo una sanción insólita.

El noruego se midió este 11 de agosto a Roberto Bautista en los octavos de final del Masters 1000 de Montreal. Estaba siendo un partido duro bajo un sofocante calor y los dos primeros sets se alargaron hasta el tie break, con victoria para el español en el inicial y para Ruud en el segundo.

Al finalizar esa segunda manga Ruud solicitó al juez de silla permiso para ir al baño, que le fue concedido. El número 7 del mundo cogió sus cosas y se marchó al vestuario, pero cuando regresaba tranquilamente recibió un warning por “violación del código”. El motivo era que había usado el descanso para cambiarse de ropa en el vestuario, pero no había llegado a usar el baño.

Así se lo explicaba el árbitro del partido, Fergus Murphy, al jugador, que le pedía explicaciones incrédulo por la sanción. “Pero lo usé para cambiar de ropa”, le decía al juez de silla.

“Sí, pero tienes que ir al baño también. Así es la norma”, le respondía este iniciando una conversación surrealista. “Si necesito cambiarme la ropa interior, ¿qué debo hacer? ¿Me la cambio en la pista?”, le preguntaba el jugador.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Facebook no disponible por tus preferencias de privacidad

“Puedes hacer las dos cosas. Se llama descanso para el baño”, trataba de explicar el árbitro. “La regla se refiere al descanso para ir al baño. Puedes cambiarte de ropa, pero tienes que ir al baño cuando dices que vas al baño”.

“No dije que iba a ir al baño”, replicaba Rudd. “Dije que iba a ir a cambiarme la ropa: los calcetines, la ropa interior, los pantalones, la camiseta...”

“Lo escuché, pero eso está cubierto por la regla del parón para el baño”, insistía el juez de silla. “Vale, la próxima vez que lo pida iré al baño”, decía el jugador resignado.

“Tienes que ir al baño, es lo que tienes que hacer. Pero cuando no vayas, te daré un warning. Eso es lo que estoy explicando”, sentenciaba finalmente Murphy.

Como el propio Ruud decía durante la conversación, podría incluso recibir una multa por violación del código, algo que contempla el reglamento.

Tras la polémica el partido se reanudó sin más inconvenientes y el noruego se adjudicó la tercera manga por 6-4 y el partido, clasificándose para los cuartos de final.

De los ocho cuartofinalistas es el principal favorito del torneo canadiense tras las eliminaciones de Daniil Medvedev, Carlos Alcaraz y Stefanos Tsitsipas.

“Fue una batalla dura. Los dos primeros sets se fueron hasta las 2 horas y 20 minutos", comentó Ruud en rueda de prensa tras el partido. “Gran intensidad que sentía un poco en las piernas. Por suerte, llovió un poco, lo que me dio tiempo para respirar y recuperar algo de energía. Puedo agradecer a los dioses del clima hoy el darme de tiempo y energía extra”.

No comentó nada sobre el warning que recibió, consecuencia del endurecimiento de la norma de los descansos para ir al baño tras algunas polémicas recientes. Andy Murray dijo que le había perdido el respeto a Tsitsipas después de que el griego hiciera varios parones prolongados para ir al servicio durante su enfrentamiento en el Open de Estados Unidos de 2021.

“Es una absoluta vergüenza. Está engañando”, se quejaba el británico durante aquel partido. “¿20 minutos cada vez? El baño está ahí mismo”.

En el reciente torneo de Wimbledon, Novak Djokovic admitió que en muchas ocasiones había pedido permiso para ir al baño con el objetivo de frenar a sus oponentes.

VÍDEO | Bautista no puede con Ruud en Montreal

Más historias que te pueden interesar: