¿Qué fue antes, la disfunción eréctil o la depresión?

La frustración por no conseguir mantener una erección puede llevar a la depresión, ¿o es al revés? Son el estrés y la preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares lo que perjudica tu sexualidad

A partir de los 45/50 años el hombre debe someterse a controles anuales para detectar posible problemas relacionados con su salud sexual, como la disfunción eréctil. Sólo su médico está capacitado para diagnosticar el problema y tratarlo. (Foto: Getty)
A partir de los 45/50 años el hombre debe someterse a controles anuales para detectar posible problemas relacionados con su salud sexual, como la disfunción eréctil. Sólo su médico está capacitado para diagnosticar el problema y tratarlo. (Foto: Getty)

La disfunción eréctil es un trastorno que afecta negativamente a la calidad de vida y la autoestima de quien la padece y puede estar asociada a determinadas patologías, como es el caso de aquellas relacionadas con la salud mental.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

De hecho, entre el 30 y el 50 por ciento de los pacientes con depresión, psicosis o ansiedad padecen disfunción eréctil, además las personas en tratamiento con psicofármacos pueden ver afectada su salud sexual.

Sin embargo, muchos hombres no prestan la suficiente atención a su salud sexual y a la mayoría les cuesta reconocer que tienen un problema de índole sexual y no suelen pedir ayuda para ‘curar’ la impotencia.

La disfunción eréctil es una patología que se caracteriza por la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente como para permitir una relación sexual. (Foto: Getty)
La disfunción eréctil es una patología que se caracteriza por la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente como para permitir una relación sexual. (Foto: Getty)

Su prevalencia en España varía entre el 12 y el 19 por ciento en hombres de entre 25 y 70 años, lo que supone entre 1,5 y 2 millones de varones españoles padecen disfunción eréctil, según el Estudio de Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina (EDEM).

La disfunción eréctil aumenta con la edad, puesto que en varones de 25 a 39 años la padecen un 8,6 por ciento, en el grupo de 40-49 años la prevalencia es del 13,7 por ciento, entre los 50 y 59 años la padecen el 24,5 por ciento y el 49 por ciento en los sujetos de 60 a 70 años.

Si hay problemas bajo las sábanas conviene mejorar la comunicación con la pareja, cambiar el estilo de vida, comer mejor y hacer deporte. Aunque lo principal es ir al médico, que es quien debe establecer las causas y los posibles tratamientos a aplicar. (Foto: Getty)
Si hay problemas bajo las sábanas conviene mejorar la comunicación con la pareja, cambiar el estilo de vida, comer mejor y hacer deporte. Aunque lo principal es ir al médico, que es quien debe establecer las causas y los posibles tratamientos a aplicar. (Foto: Getty)

La incidencia de disfunción eréctil “la imposibilidad de mantener una rigidez suficiente que permita una  actividad sexual basada específicamente en la penetración es muy variable y  va aumentando  a medida que nos vamos haciendo mayores” indica el doctor Eduardo Ruiz Castañé, jefe de Andrología de la Fundación Puigvert, quien señala que la incidencia “es cercana al 16/20 por ciento pero va aumentando y podemos decir que personas por encima de 60 años llegan prácticamente al 50 por ciento”.

Las causas de la disfunción son vasculares, neurológicas, hormonales, medicamentosas y psicológicas. Malos hábitos de vida como sedentarismo, tabaquismo, consumo de alcohol u obesidad, influyen negativamente.

Algunos estudios ponen de manifiesto que muchos de los hombres que sufren impotencia padecen obesidad, problemas hormonales, estrés y otras enfermedades comunes. Y además se destaca una alimentación incorrecta. 

Pero la disfunción eréctil es un trastorno que no solo afecta negativamente a la calidad de vida y la autoestima de los varones que la padecen, también constituye un importante marcador del estado de salud general del hombre, al estar asociada a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Según un estudio del Journal of the American Heart Association los hombres que sufren problemas de erección tienen una probabilidad 1,6 veces  mayor de sufrir un episodio cardiovascular grave en los siguientes 4 años.

A pesar de ello, un alto porcentaje de hombres es reticente a visitar a un médico especialista para solicitar consejo o tratamiento.

En concreto, según datos del estudio EPIFARM2, investigación epidemiológica realizada en farmacias comunitarias, el 60,2 por ciento de los hombres visita en primera instancia a un profesional farmacéutico para comentar su problema de disfunción eréctil.

Hay solución

La disfunción eréctil es pues una patología infradiagnosticada e infratratada. El médico de atención primaria es el primero en la línea de diagnóstico y debería hacer una búsqueda activa de los casos, prestando especial atención a hombres a partir de mediana edad, o a aquellos que padezcan alguna de las enfermedades asociadas, ya que el hombre, en una gran mayoría de los casos, no va a abordar el problema de manera directa. De haber un caso claro se derivaría al urólogo o andrólogo.

Huir del estrés, descansar, comer bien y practicar deporte son algunas de las medidas que puedes poner en práctica para cuidar tu salud sexual. Sobre todo debes tratar de tomártelo con calma, y aprender a relajarte a través de la meditación o de otras técnicas que se ajusten más a tus gustos.

La disfunción eréctil es cosa de dos, la pareja tiene un papel fundamental a la hora de detectar la enfermedad y ayudar al hombre a buscar soluciones. (Foto: Getty)
La disfunción eréctil es cosa de dos, la pareja tiene un papel fundamental a la hora de detectar la enfermedad y ayudar al hombre a buscar soluciones. (Foto: Getty)

Los tratamientos son seguros y efectivos

Los medicamentos para tratar la disfunción eréctil deben administrarse por prescripción facultativa y “funcionan en un porcentaje muy alto de casos”, indica el Dr. Ruiz Castañé.

“Los métodos que más se han conocido, porque llevan más tiempo, son los tratamientos por vía oral, pero hay medicamentos en el mercado más recientes, tratamientos tópicos que se habían utilizado  primeramente como inyecciones y además son productos que están financiados. En los últimos tiempos estamos viendo la combinación por vía oral y vía tópica” indica el experto.

Los expertos advierten de que sólo un 20 por ciento de los pacientes que sufren disfunción eréctil consultan con el especialista; y muchos de ellos sólo acuden si son empujados por sus parejas.

La tendencia es solucionarlo por cuenta propia, por eso advierten de que prácticas como la búsqueda por Internet de soluciones sin recurrir al médico pueden ser perjudiciales. Ojo porque las redes delictivas pueden hacer que compres productos falsificados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 50 por ciento de las medicinas compradas por Internet que ocultan su verdadera dirección son falsificadas, y muchos están adulterados, pudiendo resultar peligrosos para la salud.


Por esta razón, es importante abordar la salud sexual de la mano de los profesionales y desde todas las áreas, de lo contrario se puede perjudicar la adhesión al tratamiento y condicionar notablemente la calidad de vida.

El último avance

Entre los medicamentos disponibles en el mercado, destaca una nueva oferta. Vardenafilo Qualige, de Neuraxpharm, grupo farmacéutico líder en el área del Sistema Nervioso Central (SNC), un inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5) que está disponible en dosis de 5, 10 y 20 mg, en comprimidos.

La dosis recomendada de Vardenafilo, de administración oral y de prescripción médica, es de 10 mg tomados de 25 a 60 minutos antes de la actividad sexual, máximo una vez al día. No obstante, en función de cada paciente, la dosis puede disminuir a 5 mg o aumentar hasta los 20 mg1, según las indicaciones de los profesionales sanitarios.

¿Sueles hablar de sexo con tu pareja? ¿Consultar Internet para estos temas o sueles acudir al especialista?

Más historias que pueden interesarte:

Lo que tienes que tomar ahora para reducir el riesgo de impotencia en la vejez

Viagra en spray: ¿es peligroso?

eLiquid: La nueva y preocupante forma de tomar Viagra de los jóvenes

Suplementos de testosterona: ni mejoran la libido ni aumentan la masa muscular

Otras historias