Ceferin, Presidente de la UEFA, excusa a Laporta por la Superliga

Jose Benitez
·2 min de lectura

La Superliga ha despertado ampollas. Los clubes que la han impulsado han quedado señalados ante el resto de equipos y la afición. Pero sobre todo ante los organismos rectores del fútbol, especialmente la UEFA. Su Presidente, Ceferin, fue tajante desde el principio, llegando a amenazar con expulsar de la Champions a los equipos que formarían parte de la Superliga. En unas declaraciones Ceferin comentaba que "me decepcionaron todos, pero quiás menos el Barça. Hace muy poco que eligieron a Laporta y hablé con él 2 o 3 veces. Fue algo que heredó."

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo cierto es que Laporta dijo que la decisión debería ser ratificada por los socios del club en Asamblea General, lo que para Ceferin es una muestra de que realmente no quería formar parte de la Superliga. Laporta aún no se ha pronunciado, pero todo parece indicar que cogerá el guante que le ha tirado el Presidente de la UEFA para salir airoso de este entuerto.

La Superliga Europea se ha convertido en un fracaso al retractarse todos los equipos ingleses en bloque, dejando "solos" a españoles e italianos. No sabemos si en un futuro se volverá a intentar algo similar, o si la UEFA ha accedido a algunas pretensiones para que los clubes cambiaran de opinión, pero lo que está claro es que algo dentro de las entrañas del fútbol se ha removido.

Es una buena oportunidad para estudiar a fondo el modelo de negocio de este gran deporte y preguntarse hacia dónde va. Si seguimos como siempre, en realidad la Superliga era un movimiento totalmente natural, y las quejas de la UEFA solo responden a una rabieta por no poder controlar a los clubes. El fútbol debe cambiar hacia un modelo más sostenible, donde el reparto sea más igualitario y donde se respeten los valores y a los aficionados.