Los famosos que han abierto el camino hacia un futuro más real, sin estereotipos de belleza

·4 min de lectura

No parecen tan lejanos aquellos años 90 cuando el público se impresionaba porque la chica Almodóvar, Rossy de Palma, había logrado tener un lugar tan significativo en el mundo del espectáculo. Ella lucía extraña, exótica e inexplicablemente bella. Fue musa de artistas y fotógrafos, era una pionera en romper los paradigmas, pero no había muchas como ella.

En lugar de talento, siempre había que anteponer el “cómo se ve”. Era la década en que las supermodelos no solo protagonizaban las pasarelas sino videoclips y hasta en el de “Too Funky” de George Michael estuvo Rossy siendo única y diferente entre divas como Linda Evangelista y Tyra Banks.

Rossy de Palma, actress Sat down in the floor  (Photo by Alvaro Rodriguez/Cover/Getty Images)
(Photo by Alvaro Rodriguez/Cover/Getty Images)

Hoy, aunque a veces no parezca, hemos evolucionado. La sociedad finalmente va entendiendo que hay espacios para todos y que la belleza no es una sola con una lista de normas rígidas para cumplir. Es así como Lady Gaga, por ejemplo, se impuso al inicio de su carrera desbaratando todas las reglas de la apariencia y demostró que también podía encajar en el parámetro aprobado. En la actualidad es un icono de la música contemporánea y también de la moda.

(Photo by Kevin Winter/MTV VMAs 2020/Getty Images for MTV)
(Photo by Kevin Winter/MTV VMAs 2020/Getty Images for MTV)

Los millennials del mundo del espectáculo han abierto el camino hacia un futuro más real, en el que predomina el talento. Tal es el caso de Rami Malek, ganador de un Oscar por su interpretación de Freddie Mercury en el film “Bohemian Rhapsody”; Amy Schumer, quien trabaja constantemente por impulsar temas como la autoestima; Demi Lovato, quien ha tenido una dura batalla contra su propia imagen para finalmente tomar el camino de la aceptación, y más recientemente Rosalía, quien se expresa como quiere, usando desde las cejas unidas hasta grills removibles en sus videos y presentaciones para acentuar los poderosos mensajes de sus letras.

(Photo by Dominique Charriau/WireImage)
(Photo by Dominique Charriau/WireImage)

¡Centennials a la carga!

“Esta revolución por ganar espacios y romper paradigmas no es nueva, hace mucho tiempo se lucha por hacer valer a quienes quieren salir de esos cánones que tanto presionan y con el transcurso del tiempo se han ido disipando”, explica la consultora de imagen Geobana Guerrero desde Madrid, España.

“Las celebridades nos indican cómo va moviéndose la sociedad en este sentido y qué es lo que está siendo aceptado. Estamos viendo una inclusión cada vez más natural de personas curvies en la moda y en las pantallas; otro ejemplo interesante son los modelos que se han convertido en auténticas estrellas de las pasarelas y tienen vitiligo, como Winnie Harlow.

Winnie Harlow. (Photo by Toni Anne Barson/WireImage)
Winnie Harlow. (Photo by Toni Anne Barson/WireImage)

Pero es ahora, con las nuevas generaciones, cuando estamos viendo mucha más fuerza en estos mensajes. Estas nuevas personalidades son valientes, son distintas, no son lo que hasta ahora se reconocía como bello y están rompiendo barreras con su imagen. Billie Eilish es un ejemplo muy valioso de autenticidad, de lo genuino y que muestra que el mundo definitivamente está cambiando”, puntualiza Guerrero.

(Photo by Karwai Tang/WireImage)
(Photo by Karwai Tang/WireImage)

Otras celebridades dentro de este motor de cambio son Willow Smith y Maisie Williams. Willow, quien fue noticia recientemente por ser imagen de Cartier junto a Williams y Rami Malek, es defensora de las minorías y va escalando hacia la cima de personalidades más inspiradoras en esto de romper estereotipos.

Con casi 20 años de edad, la cantante y escritora ha sido embajadora de Chanel, compone y habla abiertamente de temas como la sexualidad y la discriminación. Además no se identifica con la fiebre por Instagram. Para ella, la realidad no se corresponde con el mundo que muestran las redes sociales.

(Photo by Paul Archuleta/FilmMagic )
(Photo by Paul Archuleta/FilmMagic )

Maisie Williams, conocida como la pequeña Arya Stark de “Juego de Tronos”, ha manifestado su posición ante temas como el feminismo y, por supuesto, los parámetros de belleza. Contó en una entrevista para The Irish Times haber sido criada en una familia alejada de los estereotipos por lo cual tuvo consciencia de lo que era típicamente masculino o femenino cuando creció, y con la fama también vino el gran asombro ante el tipo de belleza admitido en la gran pantalla para ciertos papeles. Pero eso no la detiene, al contrario, la convierte en una figura inspiradora que llena los titulares hasta por sus cambios de look.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

También conocidos como la generación Z, los ‘centennials’ también están definidos por términos como irreverencia e inclusión, les importa el futuro, la salud, el medio ambiente y la educación, según el informe Generación Z. El último salto generacional, citado en un reportaje publicado por El Universal de México. Quizás esto explique que sean ellos quienes realmente marquen la diferencia por un futuro sin estereotipos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Libérate de la obligación de ser bella: los cánones de belleza están evolucionando

La marca de ropa que convierte el arte de personas con discapacidades en hermosas prendas

Carice van Houten: del juego de tronos al modelaje de la alta costura

EN VIDEO: Miley Cyrus dice haber enfrentado comentarios sexistas en los VMA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente