Centurión contó los detalles de su pelea con Coudet en el Monumental

El actual jugador de San Luis de México contó por qué se enojó con el DT de Racing y hasta cuestionó su planteo en aquel duelo contra River.
El actual jugador de San Luis de México contó por qué se enojó con el DT de Racing y hasta cuestionó su planteo en aquel duelo contra River.

Ricardo Centurión no termina de soltar. Aunque ya pasó más de un año y él juega -y vive- en otro país, el mediocampista volvió a recordar el incidente que tuvo con Eduardo Coudet en el partido frente a River del 10 de febrero pasado por la Superliga 2018/19, que terminó por costarle su salida de Racing. Y esta vez, además de criticar nuevamente al Chacho, el jugador reveló detalles sobre el incidente que protagonizó con el entrenador junto a la línea de cal del Monumental.

"Coudet hizo dos cambios y yo sentía que el tercero podía ser yo. Cuando me llamó, yo fui caminando -no con la mejor cara- y él me miró y me dijo: '¿Qué, estás cagado?' No me lo preguntó bien. Yo no quise meter más leña al fuego y traté de pasarlo, pero él no me habló en buen tono, sino con un mal gesto. Ahí se metió Leo Sigali y él se calmó, porque seguía insultándome y diciéndome cosas. A mí me sacó lo que me dijo", contó Centu en una entrevista con Fox Sports Radio.

El actual jugador de San Luis de México también explicó dónde se generó el enojo del Chacho: "Él vio que en el entretiempo, cuando daba la charla, yo no lo miraba a los ojos y estaba con cara de ojete. Yo tendría que haber hecho otra cosa, pero me salió así y él se dio cuenta. Yo nunca jamás voy a estar cagado". Además, aprovechó para cuestionar el planteo del DT en aquel encuentro frente al Millonario: "No pateamos una vez al arco ese día y yo fui el tercer cambio. Pensé que con el 2-0 cerraba el partido, porque no estábamos atacando. Salimos con dos mediocampistas de marca, nunca habíamos jugado así y justo con River vamos a especular, a ver qué pasa...".

Por otra parte, Centurión reveló que ese no había sido su primer cortocircuito con el entrenador: "En un partido anterior, yo tenía que ir al primer palo a una pelota de Pol Fernández y no lo hice, me olvidé. Y él me abrió los brazos, como hace él. Por cómo vive el partido, tuvimos un roce. Después ganamos, así que, cuando llegamos al vestuario nos empezó a decir 'bien, bien'. Y yo le dije: 'No, Chacho, bien no. En La primera jugada que me olvido, me levantaste el brazo, estabas a los gritos y, en lugar de meterme confianza, me tirás para abajo. Esto no es Central, es Racing, hoy estamos en las buenas, pero yo nací acá y sé cómo son las cosas'. En ese momento, me respondió que se iba mal, pero después pasó lo de River y fue la gota que rebalsó el vaso para apartarme del grupo".

Respecto a esa decisión categórica, el jugador también cuestionó la forma en que el técnico manejó la situación: "Con las pulsaciones a mil, después, la mejor decisión que tomó él fue no cruzarme al vestuario, pero dijo 'Es él o yo, sino salgo a dar una conferencia y renuncio'. No me comunicó en persona la decisión, lo mandó a Diego Milito a llamarme, y a las 12 de la noche. Yo  me imaginaba que había hecho cagada fuerte, no me imaginé lo demás. Que el Chacho ni me llame, ni me conteste un mensaje, que no me recibiera cuando fui a hablarle, estuvo mal. Con él siempre me había hablado, era de los que más hablaba. ¿Tan dolido podés estar?".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias