El precio de llamar al cerrajero en festivos como estos: una mujer denuncia el cobro de 1.000 euros

M. J. Arias
·3 min de lectura

María del Mar Val, vecina de Cartagena (Murcia), está entre indignada y sorprendida por la factura que tuvo que pagar el día de Nochevieja por haberse olvidado el bolso dentro de casa con las llaves. El despiste, tan común y que le puede pasar a cualquiera, le costó, según ha denunciado a La opinión de Murcia, 1.077 euros. La empresa de cerrajería se escuda en la fecha del trabajo y en la urgencia del mismo para justificar lo abultado del importe.

La empresa justifica el alto importe de la factura por ser un servicio de urgencia y en un festivo como Nochevieja. (Foto: Getty Images)
La empresa justifica el alto importe de la factura por ser un servicio de urgencia y en un festivo como Nochevieja. (Foto: Getty Images)

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de diciembre. Val, su marido, su hijo y la pareja de este salieron a cenar a casa de unos familiares. Ella era la que llevaba las llaves en el bolso y se lo olvidó. Era la primera vez que le ocurría algo así, según ha relatado al citado medio local. Su primera reacción fue llamar a su cerrajero habitual, pero dadas las fechas y las horas, no obtuvo respuesta y decidió recurrir a Internet y buscar solución de la manera más rápida posible.

Hasta su domicilio acudió un profesional de guardia al que esperaron en el portal del edificio para resguardarse el frío. Según ha comentado esta técnica de laboratorio, su marido está pendiente de un transplante de corazón y pulmón y “para él un resfriado significa la hospitalización”. Sobre si no se plantearon irse a un hotel a pasar la noche (que, dada la factura les habría salido más económico), respondía que no era una solución factible “porque mi marido necesita oxígeno y CAP (monitorización avanzada)”. Y todo eso estaba dentro de su casa.

Así que llamaron y esperaron. Al llegar la mujer le preguntó cuánto le costaría y bromeó sobre si le iba a cobrar 1.000 euros por el trabajo. Este no le llevó más que unos pocos minutos. Con la técnica del resbalón, consistente en introducir una radiografía o similar para activar el mecanismo de apertura de la puerta, el cerrajero cumplió su función y emitió el resguardo del presupuesto. En el total, 1.077 euros.

María del Mar no se lo podía creer. Cuenta que le extrañó que le preguntarse si estaba de alquiler o en propiedad y que esta pregunta se debe a que cree “que lo que hacen es estafar a las aseguradoras, en cualquier caso, en ese momento ya estaba cabreada, me quité de en medio y dejé a mi marido, que pagó con tarjeta”.

La familia denuncia que les han estafado y la mujer asegura que quien acudió a su llamada de emergencia le pidió “que engañase al seguro” diciendo que “había tenido que romper el bombín de la cerradura”. Cosa que, añade, no fue así. “Cuando te ves en una situación límite como la que yo viví, lo único que quieres es entrar en casa; he sido víctima de un timo y un chantaje por el momento de urgencia en el que me encontraba; me han engañado a sabiendas”, sentencia. Acudió a comisaría a denunciar, pero le han remitido a la oficina del consumidor.

Desde La opinión de Murcia se han puesto en contacto con la empresa y les han indicado que el precio de 849 euros más el 21% de IVA responde al carácter de urgencia y a la fecha en la fecha en la que este se produjo. “Se le añade un 50% de recargo por ser Nochevieja”, aseguran.

Sin embargo, a Juan José Frutos, propietario de Seurce Cerrajería y a quien llamó la familia en un primer momento, las cuentas no le salen. “Si voy a emplear y romper brocas porque hay una cerradura muy especial se podría cobrar hasta 150 euros, pero de ahí a los 1.000 euros…”. Para él no hay dudas de que lo sufrido por su clienta es “«una estafa a cal y canto, ¿si llamo a un taxi en Nochevieja me va a cobrar 1.000 euros?”.

EN VÍDEO | Los patinetes, fuera de las aceras y a no más de 25 km/h desde este sábado