Quién es Charles Michel, el negociador que ha hecho posible el acuerdo de los países europeos

Javier Taeño
·4 min de lectura

Tras más de 90 horas consecutivas de reuniones y numerosos encuentros bilaterales, finalmente este 21 de julio los líderes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo para cerrar el Presupuesto de la Unión hasta 2027 y el Fondo de Recuperación de la Pandemia. Este último será un mecanismo inédito de más de 750.000 millones de euros (390.000 millones en transferencias y 360.000 millones en créditos) que permitirá ayudar a los países más afectados por la pandemia.

Un pacto histórico que quizás no habría sido posible sin la presencia y la mediación de Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo, que se ha movido entre bambalinas para obtener el sí de todos los países miembros. El político belga ha vuelto a hacer gala una vez más de una de sus principales virtudes, probablemente la que le ayudó a alcanzar el cargo: sus dotes de negociación.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Photo by STEPHANIE LECOCQ/POOL/AFP via Getty Images)
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Photo by STEPHANIE LECOCQ/POOL/AFP via Getty Images)

Durante las últimas semanas Michel ha actuado como facilitador del acuerdo con continuas reuniones bilaterales con los distintos países y dedicándose a limar asperezas y posibilitar los puntos de encuentro.

De él han ido partiendo las distintas propuestas que se han puesto encima de la mesa, incluyendo esta última en la que se ha alcanzado el consenso entre aquellos que buscaban una respuesta europea ambiciosa y los conocidos como frugales.

Un ejercicio de pragmatismo y capacidad de diálogo del político de Namur, que por su carrera ya estaba acostumbrado a las negociaciones contrarreloj y a poner de acuerdo extremos enfrentados, tal y como demostró durante cinco años como primer ministro de Bélgica.

La pasión por la política de Michel ya le viene desde pequeño. Su padre es Louis Michel, antiguo ministro de Exteriores belga y comisario europeo entre los años 2004 y 2009. Charles, francófono de nacimiento, decidió estudiar Derecho y parte de sus estudios los realizó en Ámsterdam, por lo que habla de manera fluida neerlandés.

De pensamiento liberal, su bilingüismo y su comprensión de la idiosincrasia belga (la división entre Valonia, francófona, y Flandes, neerlandesa) le sirvieron para actuar como puente de entendimiento entre las distintas corrientes de pensamiento en el país.

Tras varios puestos de relevancia en la administración pública, entre los que destacan diputado del Parlamento Federal, ministro federal de Desarrollo y Cooperación o alcalde de Wavre, en el año 2011 se convirtió en el líder del Movimiento Reformador(MR), tras una carrera política meteórica.

Michel celebra el acuerdo. (Photo by STEPHANIE LECOCQ/POOL/AFP via Getty Images)
Michel celebra el acuerdo. (Photo by STEPHANIE LECOCQ/POOL/AFP via Getty Images)

En 2014, cuando solo tenía 38 años, fue nombrado primer ministro belga, el más joven desde 1841. Pese a que su formación fue la quinta más votada en los comicios y la tercera en número de escaños, Michel fue capaz de aglutinar en torno suyo el apoyo suficiente para gobernar en un país tan polarizado políticamente y que incluso entre 2010 y 2011 llegó a estar más de 500 días sin Gobierno.

El de Namur necesitó unos cuatro meses para lograr el consenso, pero finalmente alcanzó el cargo con el apoyo de tres partidos flamencos siendo él francófono, lo que muestra su capacidad de negociación y de hacedor de consensos.

Estuvo en el cargo hasta octubre del 2019, aunque desde diciembre de 2018 ya había presentado su dimisión tras la ruptura del pacto con los independentistas flamencos por la ratificación por parte de Bélgica del Pacto Mundial sobre Migración. Quedó así en funciones hasta la celebración de nuevos comicios y la formación de un Gobierno que actualmente está liderado por Sophie Wilmès, también del Movimiento Reformador.

Durante su mandato de más de cuatro años tuvo que enfrentarse a algunos de los momentos más duros de la historia reciente de Bélgica como son los atentados yihadistas que tuvieron lugar en 2016 en distintos puntos de la ciudad de Bruselas y que dejaron 32 muertos y 324 heridos.

Imágenes de dolor tras los atentados en Bélgica. (AP Photo/Valentin Bianchi)
Imágenes de dolor tras los atentados en Bélgica. (AP Photo/Valentin Bianchi)

Otro momento comprometido fue cuando la región de Valonia decidió vetar el acuerdo de libre comercio entre Canadá y la UE, algo que condicionó la postura belga y mantuvo en vilo a la Unión hasta que finalmente se alcanzó un acuerdo.

Pese a su juventud, la solvencia de Michel en la toma de decisiones, su capacidad de diálogo y su experiencia fueron factores que le auparon hasta la presidencia del Consejo Europeo, un cargo del que tomó posesión apenas un mes y medio después de haber dejado su puesto como primer ministro belga, aunque ya había sido elegido unos meses antes.

El acuerdo que acaban de alcanzar los países europeos supone un nuevo éxito en su carrera, pese a que hubo varios momentos en los últimos días en los que estuvo a punto de haber ruptura. Con el diálogo, Michel una vez más vuelve a ser el adalid del consenso.

Más historias que te pueden interesar: