Chelsea también ganó la vuelta y espera en Wembley

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·1 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

En un encuentro parejo y con mucha interacción del VAR, Chelsea se impuso en condición de visitante por un mínimo 1-0 frente a Tottenham y se metió en la final de la Copa de la Liga de Inglaterra.

Después de un inicio sin un claro dominador, los Blues se pusieron en ventaja con la anotación de Antonio Rüdiger, quien ganó en lo alto y conectó de cabeza el tiro de esquina luego del error en salida del arquero Gollini.

Tras esto, el conjunto dirigido por Thomas Tuchel fue claramente el mejor en cuanto al desarrollo, pero siempre con los Spurs con chances de igualar como la que hubiera sido el penal por falta del goleador del partido a Hojbjerg. No obstante, el VAR dejó en claro que el contacto había sido fuera del área.

Para el segundo tiempo, Tottenham levantó su nivel y arremetió para al menos no perder en el Hotspur Stadium, donde venían de buena racha. Otra pena máxima señalada por el árbitro, en este caso de Kepa, fue anulada por la tecnología al demostrar que el arquero español tocó primero la pelota.

Como si eso fuera poco, todo el norte de Londres gritó la anotación de Harry Kane debido a un error en salida de Kepa, pero otra vez el VAR le jugó en contra a los locales al demostrar que el atacante inglés estaba en posición adelantada.

De esta manera, Chelsea no sufrió en ningún momento gracias también al 2-0 de la ida y ya espera a su rival de la EFL Cup en Wembley, que saldrá de Arsenal o Liverpool.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente