Chelsea se relajó y Wolverhampton le empató el partido en el final

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Chelsea se quedó en las puertas de la victoria este sábado ante Wolverhampton. Cuando parecía que había destrabado el compromiso en Stamford Bridge con un doblete de Romelu Lukaku, los Blues se relajaron en el cierre y los Wolves vinieron de atrás hasta firmar un empate por 2-2.

Así entonces, los de Thomas Tuchel no pudieron salir de su pequeño su bajón futbolístico en el que vienen inmersos las últimas semanas: ya venían de empatar ante Manchester United y caer derrotados ante Everton las últimas dos fechas.

Los Blues buscarán dejar atrás este mal momento el próximo miércoles en el partido contra Leeds United en Elland Road, para además llegar de la mejor manera a la final de la FA Cup ante Liverpool, el sábado 14 de mayo.

A los Blues les costó el primer tiempo ante Wolves. Pese a dominar la posesión del balón y jugar bien cerca del área rival, no pudieron quebrar la defensa rival. Como si fuese poco, a los 38 minutos el VAR le anuló un gol a Loftus-Cheek por una posición adelantada.

Sin embargo, el Chelsea nunca dejó de buscar el arco rival, y en el complemento tuvo recompensa. A los 56 minutos, Romelu Lukaku forzó un penal luego de una recuperación propia y luego cristalizó la ejecución desde los doce pasos para poner en ventaja a su equipo.

Pero no se quedó ahí el delantero belga: a los pocos minutos, recibió un pase de Pulisic entre cortada y definió con derecha al palo más lejano del arquero para extender la cuenta.

Parecía que los Blues se quedaban con la victoria ante la atenta mirada del próximo dueño de la institución, el estadounidense Todd Boehly. Sin embargo, había tiempo para más emociones.

A los 79´, Trincao le dio vida a Wolves tras colgarla en un ángulo con un remate de zurda. Y luego, Conor Coady, con un cabezazo, evaporó las ilusiones de los hinchas locales con el tanto del empate en tiempo de descuento.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente