'El chiringuito' desvela la jugarreta de Setién a Messi para que no celebrase su cumpleaños

Borja González
·3 min de lectura
VITORIA-GASTEIZ, SPAIN - JULY 19: Lionel Messi and Quique Setien, head coach of FC Barcelona looks on during the Liga match between Deportivo Alaves and FC Barcelona at Estadio de Mendizorroza on July 19, 2020 in Vitoria-Gasteiz, Spain. (Photo by Pedro Salado/Quality Sport Images/Getty Images)
Lionel Messi y Quique Setien, durante un partido de la Liga entre Deportivo Alavés y FC Barcelona en el estadio de Mendizorroza el pasado 19 de julio. (Foto: Pedro Salado/Quality Sport Images/Getty Images)

‘El chiringuito’ saca los trapos sucios de la guerra que mantuvieron Quique Setién y Lionel Messi en el Barcelona, con episodios de máxima tensión y otras actitudes, especialmente del técnico cántabro y su segundo, Eder Sarabia, que no gustaron nada tanto al argentino como a la plantilla.

José Álvarez, periodista del programa de Josep Pedrerol encargado de la información concerniente al club azulgrana, ha desvelado en exclusiva cómo Setién uso una jugarreta de mal gusto para encender a Messi justo cuando cumplía años.

El Barça acababa de ganar el 23 de junio al Athletic de Bilbao por 1-0 en el Camp Nou gracias a un tanto de Ivan Rakitic. Al día siguiente, Messi cumpliría 33 años y su intención era organizar una pequeña celebración en casa con varios miembros de la plantilla y amigos.

La plantilla venía de jugar cuatro partidos en diez días, habiendo ganado tres y empatado uno. La rutina el día 24 de junio fue la habitual tras un partido, con un entrenamiento de recuperación y, debido a la carga de trabajo de los últimos días, no había ensayo programado para el 25. Era el momento perfecto para la celebración del cumpleaños de Messi.

Sin embargo, Setién cambió los planes y programó de improviso una sesión el día 25 de junio a las 9:00. Una jugarreta que no gustó nada al crack argentino ni a sus compañeros y que se entendió como premeditada.

En este feo no queda la cosa, aunque fue un punto de inflexión para que la guerra entre técnico y jugador pasase a mayores.

La relación entre ambos estaba ya deteriorada por ciertos aspectos que Setién pretendía mejorar de Messi. El más llamativo es que intentaba enseñar al seis veces Balón de Oro cómo controlar el balón. Un atrevimiento que el ‘10’ no entendía al ser la técnica su faceta mas determinante. Además, el entrenador le decía a Messi que “perdía muchos balones porque arriesgaba mucho”, cuando tomar ese riesgo es lo que ha salvado al Barça durante años.

También ha desvelado José Álvarez que Setién llegaba muchas veces tarde a los entrenamientos y que “a algunos ni siquiera aparecía”, lo que no sentaba muy bien dentro del vestuario del Barça. A ello hay que sumarle el descontento de los jugadores con el técnico por entender que apenas estudiaba a los rivales, algo que en el fútbol de hoy en día es más que determinante.

Nadie en la plantilla del Barcelona quería a Setién, pero ocurría lo mismo con su segundo, Eder Sarabia. Entre sorpresa y mofas, los jugadores pensaban que se creía Pep Guardiola sin haber jugado nunca al fútbol de manera profesional. En palabras del periodista de ‘El chiringuito’, “estaba un poco subidito para lo que podía enseñarles”.

Después de que Setién catalogase a Messi públicamente como alguien complicado con el que lidiar, se está sacando la basura a la calle de una época que el barcelonismo espera dejar atrás pronto definitivamente.

VÍDEO | El día que el Barcelona despidió a Quique Setién

Más historias que te pueden interesar: