Roncero da una lección al resto de madridistas de 'El chiringuito' con el castigo que impondría a los jugadores del Real Madrid

Borja González
·2 min de lectura
Tomás Roncero en el plató de 'El chiringuito de jugones' tras la debacle del Real Madrid contra el Shakhtar Donetsk. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)
Tomás Roncero en el plató de 'El chiringuito de jugones' tras la debacle del Real Madrid contra el Shakhtar Donetsk. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)

El Real Madrid se agarra al clavo de la victoria del Inter frente al Borussia Monchengaldbach para intentar lograr la clasificación a los octavos de final de la Liga de Campeones después del ridículo frente al Shakhtar Donetsk. Con esta premisa y pudiendo aprovechar al máximo el caos que se vive en la casa blanca, ‘El chiringuito de jugones’ tenía más expectación que nunca. Pero nada más lejos de la realidad. Lo tuvo que salvar Tomás Roncero, dando una lección de madridismo y humildad a los tertulianos de su misma bancada.

Los José Luis Sánchez, Edu Aguirre, Paco García Caridad y Juanma Rodríguez pecaron de prepotencia ante la posibilidad de que el Real Madrid cayese eliminado de la Champions League, que visto lo visto es algo con bastantes posibilidades de que suceda.

Las críticas comprensibles a Zidane, pasables; que el Real Madrid no puede estar dependiendo de resultados ajenos, pasable; que Florentino Pérez debe actuar ya, pasable... Pero preferir que el Real Madrid quede cuarto de su grupo en vez de tercero para no pasar por la “humillación” de jugar la Europa League no demuestra precisamente mucho amor al club del cual eres fanático.

Tuvo que llegar a plató Tomás Roncero para que el espectador viese reflejado en pantalla el sentimiento madridista puro: la grandeza de la institución más grande de la historia del fútbol “siempre tiene que competir”. Esa frase tan simple y tan cierta para justificar que el Real Madrid tendría que dejarse todo en la Europa League dejó en evidencia el despotismo de sus colegas.

Además, le vio el lado didáctico al asunto: “castigados, como en el colegio. Si tú tienes malas notas, tú no le das vacaciones al alumno. ¡A estudiar en verano! Si tienes malas notas, como has suspendido, todo el verano a estudiar, no te vas a ir con los colegas”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Estamos acostumbrados a ver a Roncero derrochando euforia, energía, dejando que su vena más pasional dé más espectáculo para el programa de Pedrerol que este tipo de intervenciones que, sin dejar de lado el amor por el Real Madrid y lo pasional, lleva intrínseca una cordura que le permite exponer lo que realmente puede aportarle la Europa League a su equipo.

De hecho, el resto de tertulianos madridistas parece que no tienen en cuenta la importante cantidad de dinero, más que necesaria en estos días, que supondría seguir compitiendo en Europa.

Chapeau por Tomás Roncero.

Más historias que te pueden interesar: