Las Chivas han normalizado la mediocridad de su club

Carlos Alberto Pérez García
·2 min de lectura

¿Qué pasará por la mente del 'Tigre' Sepúlveda al ver estas Chivas? ¿Qué pensaría 'Chava' Reyes o el 'Tubo' Gómez? ¿Cómo permitieron que el Guadalajara pasara de ser un equipo grande, poderoso y con esa clase de leyendas, a uno que ha hecho normal arañar una liguilla o, peor aún, un miserable repechaje?

Es que los números deberían ser portada nacional: dos victorias en 13 partidos, décimo quinto lugar de una liga con 18 equipos, ¡13 pobres puntos! Y lo peor de todo, a 21 unidades del acérrimo rival, que para fastidiar aún más, gana, gusta y casi golea.

Está claro que el Guadalajara está sumergido en una crisis deportiva que raya lo ridículo, pero lo peor de todo es que se está haciendo normal ver a las Chivas en la parte baja de la tabla y decirlo ya ni siquiera es noticia, no vende y por ende, no trasciende como debería hacerlo un equipo grande.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

En un año de trabajo y con casi 40 millones de dólares invertidos, Ricardo Peláez no ha podido levantar la cara de las Chivas | Jam Media/Getty Images
En un año de trabajo y con casi 40 millones de dólares invertidos, Ricardo Peláez no ha podido levantar la cara de las Chivas | Jam Media/Getty Images

Hoy es mucho más grave y notorio escuchar que Tigres, un equipo fundado en 1960 y prácticamente sin historia, acumuló tres derrotas consecutivas en casa. ¿Cómo pasó el Guadalajara a ser tan intrascendente en el medio?

Estas Chivas están normalizando la mediocridad de la media tabla, la pobreza de hacer cuentas para calificar a liguilla, pero la situación se agrava cuando este equipo, que alguna vez ganó siete títulos en nueve años, festeja una eliminación en cuartos de final sobre el América como si hubieran tocado la gloria.

Calificar o ser campeón, algo que alguna vez fue una obligación, ahora se ha convertido en un resultado extraordinario para el Guadalajara. Lo de hoy y desde hace un par de años se resume en intentar perder lo menos posible, sacar un buen resultado contra Atlas América y nada más. Mediocridad absoluta, pero eso ya se da por entendido y ahí está lo más triste de todo.

Para más de Carlos Alberto Pérez, ¡síguelo también en Twitter como @CarlosAlbertoPG!