Este chocolate puede ayudar a evitar la formación de cálculos

Yahoo Vida y Estilo

Un nuevo estudio sugiere que la teobromina, un compuesto que se encuentra en elevadas cantidades en el cacao y derivados como el chocolate, puede ayudar a prevenir una de las enfermedades más dolorosas: los cálculos renales

La teobromina desarrolla una función relevante a nivel cardíaco y de las vías respiratorias, además de provocar esa sensación tan placentera. (Foto: Getty)
La teobromina desarrolla una función relevante a nivel cardíaco y de las vías respiratorias, además de provocar esa sensación tan placentera. (Foto: Getty)

Los cálculos renales, llamados comúnmente ‘piedras’ de riñón, son masas sólidas compuestas de pequeños cristales que se forman en los riñones. Entre un 10-12 por ciento de todas las piedras renales son de ácido úrico y se suelen desarrollar en personas que siguen una dieta rica en carnes rojas, vísceras y marisco. Beber grandes cantidades de alcohol también lo favorece, ya que aumenta la eliminación del ácido úrico en la orina.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero hay otros alimentos que pueden ejercer el efecto contrario y ser buenos para nuestros riñones. Por ejemplo, al chocolate se le conocen múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

Así lo demostró hace tiempo un experimento realizado por el grupo de investigación de Litiasis renal de la Universidad de las Islas Baleares que trataba de identificar maneras de retrasar la formación de cristales de ácido úrico. Este era el caso la teobromina, un compuesto que se encuentra en elevadas cantidades en el cacao y derivados como el chocolate.

La teobromina pertenece a la familia de las metilxantinas, tal como ocurre con la cafeína. El efecto que provocan ambas sustancias es parecido, pues la teobromina también logra estimular el sistema nervioso, aunque de una forma algo más suave. (Foto: Getty)
La teobromina pertenece a la familia de las metilxantinas, tal como ocurre con la cafeína. El efecto que provocan ambas sustancias es parecido, pues la teobromina también logra estimular el sistema nervioso, aunque de una forma algo más suave. (Foto: Getty)

‘El alimento de los dioses’

Así es como se conocía al cacao, de hecho los mayas y aztecas lo consideraban un alimento divino y desarrollaban muchos de sus rituales alrededor de esta planta.

La teobromina es uno de los compuestos responsables de que, al tomar cacao, sintamos esa sensación de entusiasmo o felicidad. Es ligeramente soluble en agua y se presenta en forma de polvo blanco cristalino y tiene un sabor amargo, además no es adictivo. Aunque el cacao no es la única fuente de teobromina, sí es el alimento más conocido que la posee. Así, sus semillas pueden contener entre un 1 y un 4 por ciento de teobromina.

No todos los chocolates son iguales

En 40 gramos de chocolate con leche hay 70 mg de teobromina, bastante por debajo de los 250 mg de teobromina presentes en 40 gramos de chocolate negro y en polvo.

Con ese dato sobre la mesa, los investigadores pusieron en marcha un nuevo estudio, esta vez en orina real, en el que participaron 20 voluntarios sanos.

De cada uno de los 20 voluntarios se obtuvieron 4 muestras de orina:

  1. La orina después de no haber tomado chocolate, llamada orina ‘basa’.

  2. La orina tras ingerir 40 g de chocolate negro.

  3. La orina después de tomar 40 g de chocolate en polvo.

  4. Y finalmente, la orina después de consumir 40 g de chocolate con leche, en todos los casos sin variar el resto de su dieta, que era idéntica cada día que se llevaba a cabo la recogida de orina.

A los participantes se les dejó decidir libremente su dieta con algunas restricciones. Por un lado, no podían consumir ningún derivado del cacao, excepto los incluidos en el estudio en el día que correspondiera.

También les estaban vetados el café y cualquier bebida que contuviera cafeína, que en parte se elimina a través de la orina en forma de teobromina. Así tenían la certeza de que los resultados obtenidos se debían al consumo de los distintos tipos chocolates y no a otros factores.

Los resultados obtenidos revelaron que se producía una menor cantidad de cristales de ácido úrico en la orina después de tomar chocolate negro y chocolate soluble en comparación con la orina sin ingesta previa de chocolate y la orina después de consumir chocolate con leche. Es más, la orina después de tomar chocolate negro fue la que presentó el mayor valor de teobromina, seguida por el cacao en polvo.

En conclusión, tanto el consumo de cacao en polvo como el de chocolate negro frenan la cristalización del ácido úrico por su contenido en teobromina y podría prevenir los cálculos renales en pacientes con alto riesgo. Sin embargo, el consumo de chocolate con leche no evita la formación de cristales de ácido úrico en orina.

Prevenir mejor que curar (y sufrir)

El hallazgo es importante si tenemos en cuenta que, hoy en día, las opciones para el tratamiento de las piedras de riñón se basan en eliminarlas una vez están formadas. Unas veces simplemente se espera a que el paciente la elimine de manera natural a través de la orina. En otras se fragmenta la piedra y se espera a que el paciente expulse los fragmentos. Ambos procesos son, todo hay que decirlo, extremadamente dolorosos.

Identificar tratamientos, ya sea con teobromina o con otras alternativas, que eviten la formación de cálculos desde el inicio es un objetivo fundamental del Laboratorio de Litiasis Renal de la Universidad de las Islas Baleares. Así se evitará el sufrimiento que conlleva la extracción y eliminación de la piedra una vez ya está formada, además de mantener los riñones sanos el mayor tiempo posible.

Si queremos beneficiarnos lo máximo posible de sus efectos, deberemos tomar el cacao en su versión más natural y pura. (Foto: Getty)
Si queremos beneficiarnos lo máximo posible de sus efectos, deberemos tomar el cacao en su versión más natural y pura. (Foto: Getty)

Así te sienta el chocolate

Aparte de su función estimulante, el Observatorio del Cacao destacada otros propiedades de la teobromina que se traducen en otros efectos beneficiosos para nuestro organismo:

  • Tiene un efecto diurético y relajante.

  • Puede provocar la dilatación de los vasos sanguíneos y la reducción de la presión arterial.

  • Funciona como antidepresivo suave.

  • Estimula los riñones.

  • Estimula también los sistemas cardiovascular y muscular.

  • Mejora la digestión y, en general, el movimiento intestinal.

  • Actúa sobre la dilatación de los bronquios, lo que ayuda en ataques de asma. Por esto, también se utiliza como medicamento para la tos

Por otro lado, según un estudio de la University College London (UCL), comer chocolate negro disminuye un 70 por ciento las posibilidades de tener depresión y mejora nuestro estado de ánimo. Esto se debe a los ingredientes psicoactivos que contiene, los cuales producen una euforia similar a la del cannabinoide; un compuesto orgánico que se encuentra en el cannabis. Además de estimular el sistema nervioso central, el chocolate negro ayuda a disminuir la presión arterial y cuida de nuestro organismo gracias a su alto contenido en antioxidantes, enzimas y vitaminas.

A pesar de todas estas bondades, debes consumirlo con cautela si quieres lucir una piel sana, ya que podría empeorar tu acné.

Más historias que pueden interesarte:

¿El agua mineral es mala para los riñones?

Orina de color oscuro, ¿es síntoma de deshidratación?

La otra cara del mal de los comilones o la enfermedad de reyes

Cancerígena y (ahora también) mortal para el riñón

Quiero ser donante de riñón en vivo: ¿qué tengo que saber?

La forma más ‘divertida’ de expulsar las piedras del riñón

Otras historias