Christopher Landau, el embajador de EEUU que conquistó México a punta de tuitazos

Rodrigo Neria CanoRodrigo Neria
<a href="https://twitter.com/USAmbMex" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Imagen tomada de Twitter vía @USAmbMex" class="link rapid-noclick-resp">Imagen tomada de Twitter vía @USAmbMex</a>
Imagen tomada de Twitter vía @USAmbMex

Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México, se está convirtiendo en una estrella para los mexicanos gracias a que sabe manejar con inteligencia y humor su cuenta de Twitter.

Desde que arribó al país comenzó con el pie derecho con una afortunada declaración, "Estados Unidos gana cuando hay un México próspero y estable y México gana cuando hay un Estados Unidos próspero y estable. Obviamente hay retos en la relación bilateral pero son los retos que se esperan en una relación tan cercana".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Landau no cuenta con experiencia previa en el campo diplomático. Se graduó en Derecho por la Universidad de Harvard y su carrera la hizo con los magistrados Antonin Scalia y Clarence Thomas del Tribunal Supremo de EEUU. Quien sí contaba con experiencia en el campo de las relacione internacionales era su padre, George Landau, que durante los años 70 y 80 fue embajador en Chile, Paraguay y Venezuela.

Cuando Christopher Landau llegó a México mostró su interés en Twitter y el 1 de septiembre del año pasado hizo una convocatoria para ganar seguidores en la red social:

“Queridos amigos tuiteros mexicanos: ¡éste es un atropello!  Grecia tiene una población de 10 millones, mientras México de 130 millones. Pero el embajador USA en Grecia, Geoffrey Pyatt, tiene casi 150 mil seguidores, y yo apenas 40 mil. ¿Cómo lo vamos a cambiar?  ¡México tiene que ser #1!”

La respuesta que obtuvo por parte de los usuarios de Twitter fue muy buena. Su mensaje generó más de 3,000 retweets y cerca de 13,000 likes. Además de que actualmente ya cuenta con 137,000 seguidores, de tal forma que en solo cuatro meses logró obtener casi 100,000.

Y esos números no son gratuitos, Landau tiene carisma y en sus mensajes suele resaltar los aspectos culturales que hay en México y en ocasiones con un toque de humor.

Por ejemplo el pasado 23 de octubre escribió, “Si no me sale bien esta chamba de embajador, a ver si me emplean como taquero”, en un comentario de un clip publicado por la embajada de Estados Unidos en México donde él aparece comiendo tacos al pastor.

Gracias a sus mensajes también hemos descubierto que uno de sus lugares favoritos de la Ciudad de México es el famosos mercado de Jamaica, donde varias personas lo han visto y hasta se han tomado fotos con él.

También ha aprendido a disfrutar de la lucha libre nacional y hasta acude a funciones en la Arena México.

Pero su amor por México no es algo nuevo, ya que el mismo Christopher Landau hizo una publicación de un reporte que realizó cuando era un niño del volcán Paricutín, que se encuentra en el estado de Michoacán:

“En 1976, a los 13 años, escribí un reporte escolar sobre el nacimiento del volcán Paricutín en Michoacán, un tema que me pareció, un aún me parece, muy interesante. ¿Quién podría saber que algún día sería embajador en México? Me gustaría conocer el volcán”.

Además parece que ese gusto se lo contagió a su hija Julia, ya que el año pasado se disfrazó  para Halloween con un tema mexicano.

Landau  escribió, “Hoy es el día de Halloween en EEUU. Hace dos años, mi hija Julia y sus amigas decidieron disfrazarse “a la mexicana” - una piñata (Julia), un chile, un taco, una tostada, y un churro. ¡Y ni siquiera sabíamos que nos veníamos para acá! Happy Halloween a todos”.

Y en Navidad no faltaron en su árbol los adornos del país, que parece, lo ha conquistado también a él.

Otras historias