Cienfuegos y Delgado avanzan en Múnich en un mal inicio de María Vicente

·3 min de lectura
Photo credit: Alexander Hassenstein - Getty Images
Photo credit: Alexander Hassenstein - Getty Images

MÚNICH (ALEMANIA). El montijano Javier Cienfuegos competirá este jueves (20:10h) en su segunda final europea de lanzamiento de martillo tras terminar 12º en Ámsterdam 2016. En una competición que nunca se le ha dado bien, el extremeño sufrió también en la calificación de la matinal de este miércoles. Comenzó el concurso con un nulo, se marchó a 73,26m y no pudo mejorar en el tercero con 71,91m.

Cienfuegos terminó quinto de su grupo, el primero, y tuvo que esperar qué ocurría después. Siete superaron su marca, los justos para que se clasificara con la última marca después de la decepción de quedarse fuera de la final del Mundial de Eugene. El extremeño no ha recuperado el nivel de 2019, en el que llevó el récord de España cerca de los 80m y acabó la temporada entre los mejores del mundo y su rendimiento en la clasificación no invita a pensar en que tenga posibilidades de acercarse al podio.

La otra alegría de la mañana llegó del canario Jesús David Delgado, de 23 años, que avanzó cómodo hasta las semifinales de 400m. vallas tras terminar segundo en su serie de los tres que pasaban con 50,61s, a más de un segundo de su marca personal en una de las series más lentas. "La primera parte la he hecho como quería a 13 pasos y luego he improvisado la rítmica. Me fijé a la izquierda, no venía nadie, y metí un apoyo más, y luego la décima lo mismo, aunque nunca suelo meter 15. La marca es discreta y eso está bien para las piernas, aunque en semifinales habrá que correr mucho, pero no me gusta hablar de marcas", explicó después.

Peor le fue a Aleix Porras, el campeón de España que pronto cumplirá 23 años, que partía como el tercero mejor de su serie por marcas del año y solo pudo ser quinto con 50,77s, al llegar a la recta ya en una posición precaria. El catalán hizo, pese a todo, un discurso bastante complaciente. "Me he notado más lento de lo que hubiera querido y en otras series con esa marca habría estado en las semis, pero me voy muy contento con la temporada que he hecho, eso no me lo quinta nadie, estos campeonatos son más para aprender que otra cosa. Creo que no ha habido nada que haya fallado, pero no ha salido todo lo que tenía que salir. Vamos a por todas, a luchar por estar en lo más alto de la historia de España".

En la primera ronda femenina, Carla García lo tenía bastante difícil para unirse a Sara Gallego, que ya le espera en semifinales, porque partía con el quinto tiempo y solo tres avanzaban directas. Y aún así, salió muy bien, peleó hasta el final y terminó 4ª con 57,03s, a solo cinco centésimas del pase directo. "Estoy contenta de haber llegado hasta aquí, que era mi objetivo, aunque la marca personal al final me habría dado par entrar, pero lo he dado todo", acertaba a decir antes de ponerse a vomitar, lo que demostraba que se había vaciado.

María Vicente y Claudia Conte empiezan mal el heptatlon

Photo credit: Maja Hitij - Getty Images
Photo credit: Maja Hitij - Getty Images


El heptatlón tampoco empezó bien para las dos españolas en los 110m. vallas, donde en la serie más lenta María Vicente solo pudo parar el cronómetro en 13,84s y Claudia Conte en 14,10s, segunda y cuarta, lo que les llevó a la parte de atrás de la clasificación y lejos de sus marcas personales de 13,41 y 13,65s. En la altura, las dos tampoco llegaron a su tope: Vicente alcanzó 1,74m y nunca pareció cerca de los 1,77m de marca personal y Conte se estancó en 1,80, demasiado lejos de sus 1,88m.