Científicas ilustran a un necio usuario sobre el cambio climático y los incendios en Australia

Yahoo Noticias

Los devastadores incendios forestales y de pastizales que sufre Australia han consternado a la opinión pública a escala global y son un ominoso ejemplo de las consecuencias del creciente fenómeno de cambio climático que se registra en el planeta.

Y es claro que se trata de un cambio catalizado por la actividad humana, pese a que algunos aún se obstinan en rechazar ese diagnóstico, que es el consenso de la comunidad científica internacional.

Enormes incendios forestales y de malezas afectan severamente a Australia. (AP Photo/Rick Rycroft)
Enormes incendios forestales y de malezas afectan severamente a Australia. (AP Photo/Rick Rycroft)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Un ejemplo de esa negación se mostró en la discusión en Twitter que entablaron varias destacadas científicas, expertas en meteorología y ciencia del clima, y un usuario estadounidense que, aunque usa el nombre de @USWeatherExpert, mostró un incipiente conocimiento sobre esas materias.

Todo comenzó cuando la profesora Katharine Hayhoe, directora del Centro de Ciencias Climáticas de la Universidad Texas Tech escribió un tuit en el que comentó sobre quienes niegan que los incendios en Australia estén vinculados al cambio climático: “¡Son incendios provocados”, “Ha estado más caliente antes”, “El fuego es natural”… ¿La verdad? El cambio climático inducido por el hombre multiplica las amenazas. Toma los riesgos existentes y los amplifica de modo inimaginado, afectando a todo ser viviente en el planeta, incluidos nosotros”.

Es decir, claramente señaló que aunque hay factores y riesgos de incendios forestales que han existido de modo permanente, estos son exacerbados por el cambio climático potenciado por la actividad humana, con consecuencias devastadoras como se puede atestiguar con los presentes incendios en Australia.

Previamente, Kate Marvel, doctora en física teórica de partículas y también estudiosa del planeta, aludió en Twitter a “La cantidad de personas gritándome ‘¡son incendios provocados!’…” en relación a los enormes fuegos en Australia.

Y luego, la profesora Jacquelyn Gill, del Instituto de Cambio Climático de la Universidad de Maine, aportó un tuit en el que ella expresó: “He investigado los incendios forestales. El fuego es controlado por dos cosas: ignición y combustible. El cambio climático impacta a ambos al incrementar la flamabilidad (la posibilidad de que algo se queme) y la disponibilidad de cosas muertas y secas en el entorno que se quema. Los que gritan “incendios provocados” no entienden el fuego”.

Entonces apareció Mike Smith, también identificado como @USWeatherExpert.

En respuesta a Gill dijo que lo que la profesora dijo “es un sinsentido. Teóricamente alguien puede atribuir al calentamiento global los incendios relacionados con rayos. Los incendios provocados no tienen nada que ver con el clima. Nosotros no entendemos la sequía y el calor de Australia más de lo que entendemos lo que causó el ‘Dust Bowl’ [inmensas tormentas de arena] en Estados Unidos (en los tiempos previos a la era del calentamiento global)”.

Smith, al parecer, planteó que los incendios en Australia fueron provocados y que ello no tiene que ver con el cambio climático. Pero ello es equívoco. Ciertamente, algunos fuegos en Australia, como reportó CNN han sido provocados y las autoridades en ese país han acusado de ello ya a 24 personas, pero muchos otros, de inmenso calado, son el resultado de temperaturas excesivas y gran cantidad de material flamable en bosques y llanuras, que serían efectos del cambio climático, como explicó Gill.

E incluso los incendios provocados pueden volverse aún más devastadoras justamente por el entorno de mayor riesgo que en Australia ha provocado el cambio climático.

Y cuando se le comentó a Smith que no estaba entendiendo el asunto, él dijo a la doctoral Gill que “Yo entiendo bien. Le recomiendo a usted que pase algún tiempo en salones de clase de meteorología y climatología”.

Esa afirmación de Smith, dirigida a una destacada especialista, fue criticada de arrogante.

Y a ello respondió Gill: “Lo haré. Como profesora. Quizá usted debería tomar una de mis clases un tiempo. Le enseñaré sobre el Dust Bowl, las relaciones entre el fuego, la vegetación y la sequía y cómo CSIRO [una entidad científica australiana] predijo el creciente riesgo de incendios de matorrales en Australia a causa del calentamiento antropogénico durante la pasada década”.

Y, para concluir, cabe destacar que otros usuarios le reprocharon a Smith su actitud hacia destacadas científicas, especialistas en materia climática, y consideraron que él, en realidad, no es un “weather expert” como él mismo se denomina.

Otras historias