En el Club Deportivo Guadalajara mandan a hacer una limpia

Adrian Clark
·1 min de lectura

El partido en contra de los Pumas de la UNAM el domingo pasado representó un respiro para las Chivas luego de la victoria que consiguieron contra los universitarios, pero momentos antes del partido los trabajadores del equipo se mostraron realmente alarmados por objetos encontrados cerca del Estadio Akron.

Y es que puedes o no creer en este tipo de rituales, pero para los trabajadores fue muy extraño encontrar a más o menos 200 metros de distancia del Estadio objetos que usualmente se utilizan para rituales y magia negra, por lo que informaron a la directiva de este suceso y mandaron a retirar la cruz de madera y piedras extrañas de las inmediaciones del estadio.

Eso sí, antes de retirarlos solicitaron la presencia de un sacerdote para que hiciera una limpia de cualquier conjuro en el cual pudieran haber sido víctimas o quien haya sido parte del mismo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hay que recordar que Ricardo Peláez es un hombre de fe y lo ha demostrado en distintas ocasiones tanto en su carrera como futbolista profesional como de directivo, por lo que de inmediato solicitó la presencia de un sacerdote para que fuera a hacerse cargo de este acontecimiento.

Casualidad o no, Chivas volvió a la senda del triunfo el mismo día que hicieron este ritual y retiraron los objetos extraños encontrados en las inmediaciones del estadio.