El colmo de mala suerte que sufrió Bottas en 2020

Luke Smith
·5 min de lectura

Después del Gran Premio de Sakhir,  se quedó lamiéndose sus heridas al verse superado por el debutante en Mercedes George Russell. Aunque el finlandés tuvo una cierta dosis de mala suerte, en ritmo fue superado por el sustituto de Lewis Hamilton, ausente por COVID-19.

Ese fue el último acontecimiento de una larga lista de momentos de mala suerte que Bottas vivió en 2020. El desenlace del título de Fórmula 1 frente a Hamilton poco habría cambiado, pero sin duda el balance de su temporada habría sido mucho mejor.

Entonces surge la pregunta: ¿Se le puede considerar el piloto más desafortunado de la F1? A continuación, repasamos algunas de las acciones en las que la mala suerte acompañó al escandinavo.

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

Lewis Hamilton comete pocos fallos, pero uno de sus mayores errores sucedió en Monza cuando entró al pitlane mientras estaba cerrado. Esta situación derivó en un stop and go que le mandó al fondo de la parrilla.

Una oportunidad de oro para Bottas para meterse de nuevo en la lucha por el título, pero no fue tan sencillo como parecía. El finlandés bajó al sexto lugar en las primeras vueltas y fue incapaz de remontar como se esperaba después de una bandera roja y un reinicio desde la parrilla.

Bottas cruzó la meta quinto, solo dos posiciones por delante de Hamilton, y después de la carrera desveló que su coche se comportaba tan mal que en algún momento pensó que tenía un pinchazo. A eso se sumaron problemas con una unidad de potencia sobrecalentada, uno de los puntos débiles de Mercedes, lo que significó que no pudo presionar a sus rivales.

Problema con la unidad de potencia en Nurburgring

Uno de los últimos clavos en el ataúd de las esperanzas de Bottas para pelear por el título llegó en Alemania. Después de conseguir la pole y luchar contra Hamilton tras una acción particularmente audaz en la curva 1, la victoria en el Gran Premio de Eifel estaba a su alcance.

Pero un error permitió a Hamilton ponerse en cabeza después de que el finlandés no aprovechase una gran ventaja cuando era líder. Un Virtual Safety Car permitió a Max Verstappen adelantarle.  

Dos vueltas más tarde se acabó cualquier esperanza de Bottas de mantener la pelea con Hamilton y Verstappen, cuando le avisaron de la pérdida de potencia tras un fallo del MGU-H, obligándole a retirarse.

Bottas admitió después de la carrera que necesitaba un "milagro" para vencer a Hamilton en el campeonato. La mala suerte aún tenía mucho que decir al respecto.

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

Bottas tocó fondo en el Gran Premio de Turquía, justo donde Hamilton se coronó por séptima vez mientras él cruzaba la línea de meta en la 14ª posición después de haber sido doblado por su compañero de equipo.

El clima húmedo y las condiciones de poco agarre complicaron las condiciones del asfalto para los pilotos, pero en el caso de Bottas el drama fue mayor. Sufrió un trompo en la curva 1 por evitar a Esteban Ocon, que había sido golpeado por Daniel Ricciardo. Ocho curvas más tarde, Bottas intentó un adelantamiento por el interior al francés y terminaron tocándose.

El incidente dejó el coche de Bottas con daños durante el resto de la carrera, con la dirección afectada y deslizando en todas las curvas a izquierdas.

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

El sustituto de Lewis Hamilton en Sakhir, George Russell, fue quien se llevó más condolencias después de haber sido cruelmente despojado de su primera victoria en la F1, en una carrera donde Bottas también tuvo problemas.

El finlandés fue superado por el británico en la primera vuelta de la carrera. Bottas recuperó ritmo después de montar los neumáticos duros, reduciendo la diferencia con su compañero de ocho a cinco segundos.

Pero cuando el coche de seguridad salió a la pista, Mercedes trató de meter sus dos coches al pitlane, lo que acabó en desastre. Bottas perdió tiempo por la lenta parada del coche de Russell, y después quedó atrapado en una embarazosa situación cuando el equipo se dio cuenta que habían montado sus gomas delanteras en el coche del británico, el cual ya estaba en pista.

Mercedes no tuvo más remedio que dejarle a Bottas sus neumáticos duros desgastados. Aunque no eran más viejos que el set del ganador final, Sergio Pérez, al dejarle parado casi 30 segundos las gomas perdieron toda la temperatura.

Cuando el subcampeón estaba en pista, fue adelantado rápidamente por Russell, quien tuvo la oportunidad de luchar de nuevo por la victoria, mientras el eterno segundón de Mercedes caía hasta la octava posición.

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

Sin duda, ha sido un año difícil para Valtteri Bottas, perdiendo una vez más la lucha por el título con su compañero de equipo. Y aunque es improbable que sin toda esa dosis de mala suerte hubiera podido inclinar la balanza a su favor, sin duda ofrecería un reflejo más justo de su rendimiento este año.

"Si hago una lista de todas las acciones desafortunados que me han ocurrido en las carreras durante este año sería bastante larga", dijo Bottas después de su pinchazo en Bahrein.

"¿Debo llorar o reír? Prefiero reír. Algunas cosas no se pueden evitar, pero yo no soy supersticioso. Solo sé que a veces pasan”.

"Puedes tener una racha de mala suerte, y puede ser de muchos años o de poco tiempo. Espero que las cosas se compensen en algún momento”.