Así es como deberías combinar el que será el color del 2021

Maria Aguirre
·2 min de lectura

Poco antes de que diéramos carpetazo al fatídico 2020, Pantone anunció cuáles serían los colores que marcarían la pauta en los meses siguientes. Determinó que en los que tendremos que fijarnos es en los bautizados como Ultimate grey y Yellow Iluminating, es decir, el gris y el amarillo respectivamente. Toda una declaración de intenciones de lo que nos espera (o deseamos que venga) si tenemos en cuenta que el primero trata de transmitir solidez y durabilidad mientras que el segundo se presenta como una inyección de energía y gratitud. Esto último sirve de evidente motivo por el que el amarillo es desde ya el firme candidato a tono del año.

Motivos para adorar este vibrante tono de la paleta no nos faltan. Es alegre, es divertido y lo que es mejor, es capaz de iluminar todo aquello que toca. Ahora bien, estas tres características tan positivas son las que también pueden jugar en tu contra si no son bien empleadas. Es conveniente por eso conocer algunos trucos básicos de estilismo para que esto no suceda.

(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Lo primero que hay que demostrar al elegir el amarillo como protagonista para un look es seguridad. Cuando un color es tan potente como este, lo más importante es no achantarse ante él y llevarlo con la misma energía que pide.

Después, ya puedes pasar a combinarlo. Recuerda aquí que, aunque el negro y el blanco son siempre los comodines a los que aferrarse ante cualquier duda, hay posibilidades mucho más atractivas. Con camel se utiliza cada vez más, con otros tonos pastel consigues un combo edulcorado que funciona y con el mencionado gris, por ejemplo, forma un dúo de lo más interesante.

(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Es su irradiación lo que le convierte siempre en el foco de atención de cualquier outfit, pero esto no tiene por qué ser siempre así. Basta con bajar la intensidad del amarillo -en su versión vainilla resulta genial en cualquier época del año y es perfecta para quienes prefieren algo más discreto- hasta encontrar aquella que te resulte más cómoda.

También puedes apostar por tratarle como un tono más dentro del conjunto. ¿Cómo? Muy sencillo, dejando que forme parte de una combinación extrema de colores en la que sea tratado por igual.

(Photo by Christian Vierig/Getty Images)
(Photo by Christian Vierig/Getty Images)

Dejamos para el final el recuso más sencillo que no es otro que el de ceder el poder a los complementos. Deja que sean el bolso, los zapatos, las joyas o incluso un pañuelo el que se tiña de este ácido tono cuando quieres romper con todo en un look monocromático. No correrás riesgos y sabrás que la aprobación está más que garantizada.

(Photo by Streetstyleshooters/Getty Images)
(Photo by Streetstyleshooters/Getty Images)

Más historias que te puedan interesar