Cómo se las ingenian las eléctricas para no pagar lo que deben

Hay varios colectivos en España con muy mala fama e históricamente criticados por la opinión pública: los miembros de partidos políticos y los bancos. Y desde hace algunos años hay otro grupo que genera rencor entre la población por sus abusos y modos de actuar. Hablamos de las eléctricas.

Ahora resulta que las compañías eléctricas se han hecho expertas también en recursos judiciales. La historia es la siguiente: estas empresas, desde las pequeñas a las más grandes, van expandiéndose por la geografía nacional para llegar a todos los puntos de España de manera más eficiente. El problema es que en esa expansión utilizan terrenos que correspondes a municipios. Y por utilizar estos terrenos y según la normativa municipal vigente, tienen que pagar. Pero no lo hacen. Muchos municipios, como no llegaban a una solución amistosa al conflicto, decidieron hace varios años tomar medidas legales contra las eléctricas.

Artículo relacionado que te puede interesar:

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Torre de distribucion de electricidad Foto: Getty
Torre de distribucion de electricidad Foto: Getty

Tras años de litigios, el Tribunal Supremo avaló que los ayuntamientos graven a las empresas eléctricas y de gas por la utilización del dominio público de sus instalaciones de transporte de energía con un cálculo que sobrepasa el valor catastral de los terrenos y que incluye su utilidad. Así lo estableció ni más ni menos que en cinco sentencias que sentaron jurisprudencia y se suponía cerraba un largo enfrentamiento entre los municipios y las compañías.

El gran problema es que ahora las compañías eléctricas retrasan el pago al máximo recurriendo la liquidación. Básicamente la treta que utilizan es ir recurriendo en los diferentes tribunales de justicia las denuncias de los ayuntamientos. Esto hace que tarden años y años en pagar o que incluso queden exoneradas porque consistorios más pequeños no puedan hacer frente a los recursos necesarios para seguir adelante con los procesos judiciales y terminen desistiendo. Han encontrado ese resquicio legal y lo están aprovechando.

Lo que no puede ser es que las eléctricas las siempre sean las malas de la película. Algo están haciendo mal si están siempre en el ojo del huracán, ya sea subiendo tarifas o adoptando políticos retirados en sus Consejos de Administración, por ejemplo. La justicia es lenta y las eléctricas lo saben. Da la sensación de que se están ganando la fama que están cogiendo. Deberían replantearse su actitud y su imagen púbica.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Otras historias