Espacios funcionales y materiales capaces de repeler virus: así serán las casas en la era post pandemia

Yahoo Noticias

La pandemia de covid-19 ha trastocado a la sociedad entera, dejado tragedia y sufrimiento y derrumbado la economía a escala global. Y millones de personas han permanecido confinadas en sus casas por un periodo de tiempo tan larga que, antes de la crisis del coronavirus, sonaría totalmente inusitada e imposible.

Pero, en realidad, muchos han permanecido ya varios meses en casa y algunas personas seguirán allí, o podrían volver, por un tiempo considerable.

Eso tiene implicaciones, problemas, retos y posibilidades para todos, pero como comenta Mark Ellwood en Business Insider, los más ricos entre los estadounidenses han comenzado a ver sus lujosas casas de modo diferente.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
La adaptación de espacios exteriores para el trabajo y la convivencia sería una tendencia al alza en el diseño de grandes mansiones tras el impacto del Covid-19. (Getty Creative)
La adaptación de espacios exteriores para el trabajo y la convivencia sería una tendencia al alza en el diseño de grandes mansiones tras el impacto del Covid-19. (Getty Creative)

Tanto, que la pandemia estaría cambiando cómo se usan y entienden los espacios interiores y exteriores en las propiedades más costosas, incluso con el uso de nuevas tecnologías especialmente pensadas para “autodesinfectar” superficies.

Por ejemplo, Ellwood relata que un próspero abogado que adquirió la casa de sus sueños en South Beach, Florida, se disponía a hacerle renovaciones cuando la epidemia de covid-19 azotó. Así, además de crear amplios espacios interiores con vistas al mar, también quiso crear en la entrada de la vivienda una “estación de descontaminación”.

Contrató al diseñador de interiores Adam Meshberg, quien construyó en el espacio contiguo a la puerta de entrada un área especial, con pisos de piedra y repisas y espacios de almacenamiento para colocar allí sus compras y zapatos antes de entrar más allá en la casa.

En general, dijo Meshberg a Ellwood, los proyectos de diseño de interior actuales buscan más que un espacio que luzca amplio, bello o lujoso. Por ejemplo, buscan tener mayor espacio de almacenamiento para contener despensas grandes en caso de un nuevo y largo confinamiento.

Y cree que los vestíbulos y áreas de acceso con opciones de almacenamiento están al alza tras el covid-19.

Incluso los materiales están cambiando, para elegir opciones “antimicrobianas”, por ejemplo el krion, que es un material sólido artificial resistente y que es de fácil limpieza, o el llamado cobre antibacteriano. Otra opción es el uso de luz infrarroja para limpiar el aire que entra a los sistemas de aire acondicionado, como promueve la diseñadora Clodagh, de acuerdo a Business Insider.

Ella también le apuesta a jardines y terrazas como espacios para el uso diario, máxime cuando el covid-19 ha puesto a la gente dentro de su casa por cantidades extensas de tiempo. Con el uso de mesas y espacios para sentarse y paneles de madera para ocultar el cemento ella ha creado espacios externos que se convierten en habitaciones para las actividades cotidianas.

La adición de jardines, horizontales y verticales, para rodear de modo extenso a las personas en apartamentos y casas es parte de la visión de Clodagh. Incluso para sembrar verduras y hierbas que luego pueden ser utilizadas en la cocina.

Varios arquitectos han planteado nuevas tendencias para los espacios habitacionales, todo ello influenciado por la nueva realidad del coronavirus. De acuerdo a Forbes, por ejemplo, la adición de más espacios para trabajar o estudiar, ante la creciente actividad profesional y educativa que se realiza en casa, sería una tendencia al alza. Eso sería cierto para gran parte de las personas, si bien solo los más ricos pueden adaptar de modo extenso sus espacios para crear esos lugares especiales para el trabajo y la educación dentro de las viviendas.

Aunque es cierto que el concepto del despacho en casa es algo que ha existido por muchos tiempo en casas de diversos niveles socioeconómicos.

Y, en ese sentido, se afirma que la pandemia podría conducir a que los espacios en las residencias sean más funcionales, adaptables y modulares a cambios súbitos de estilo de vida, con habitaciones multifuncionales. Muebles modulares e incluso muebles robóticos que pueden ajustarse dinámicamente a espacios y necesidades, comentó a Forbes el arquitecto Jairo Vices, son también elementos que se consideran para viviendas de alta gama económica.

Renovar los sótanos para crear funcionales y espaciosas habitaciones de lavado y secado de ropa, o añadir electrodomésticos extra en las cocinas, como dobles lavadoras de platos o refrigeradores extra grandes, son ampliaciones que muchos ricos estadounidenses han considerado en sus casas para hacerlas más funcionales durante el confinamiento impuesto por el covid-19, y para el futuro en caso de estar nuevamente encerrados por largos periodos.

Jardines verticales son opciones que añaden bienestar y estética a las casas, e incluso pueden ser fuente de verduras y hierbas para la cocina. (Getty Creative)
Jardines verticales son opciones que añaden bienestar y estética a las casas, e incluso pueden ser fuente de verduras y hierbas para la cocina. (Getty Creative)

Incluso en las áreas comunes de apartamentos de lujo se plantean, de acuerdo a Business Insider, elevadores que no requieren botones para indicar el piso o que tienen superficies con propiedades antibacterianas, al igual que espacios comunes provistos de filtros de aire de capacidad industrial.

Pero estos cambios resultan enormemente costoso y solo personas de sustantiva riqueza cuentan con los medios para rodearse de esas adiciones estético-funcionales-sanitizantes.

Con todo, no se necesita ser millonario para tener una casa mejor adaptada para encarar confinamientos y situaciones estresantes como los que ha generado la pandemia de covid-19.

Como indicó la agencia AP, hay medidas que pueden tomarse para hacer los espacios de la casa más agradables y funcionales sin necesidad de adquirir una mega mansión de singular diseño y tecnología.

Por ejemplo, tener el espacio de entrada a casa ordenado reduce tensiones y simplifica el acceso y el manejo de la compra y otros objetos. Es útil también para la sanitización de esos elementos.

Tener la casa organizada y funcional, sin acumulaciones excesivas de cosas, es también conveniente, y los colores brillantes en las paredes propician una vivencia más placentera.

Lo mismo con la entrada de luz exterior y aire fresco. Si es posible, agrandar o crear nuevas ventanas es una adición que incrementará el bienestar, comenta AP.

Todo ello es conveniente en sí, pero las estancias más prolongadas en casa a causa de la pandemia ha hecho de esos ajustes doblemente relevantes. La clave es, en lo posible, que la casa propicie una estancia confortable y funcional y no se convierta en un motivo adicional de estrés o dificultad.

Se trate de una mansión o de una vivienda sencilla.

Otras historias