Cómo triunfar en el periodismo deportivo

La columna de la semana pasada fue la más viral de cuantas he escrito desde que estos señores tan amables de Yahoo Deportes me dejan publicar aquí lo que me place. En el improbable caso de que algunos de ustedes no la leyera (y le dé pereza pinchar el enlace anterior), les recordaré que en ella Rubén Martín, narrador de Cope, explicaba cómo ganarse un contrato en los medios: trabajar mucho y a poder ser gratis, sin alterar un ápice la musculatura facial cuando se te requiera trabajar de sol a sol.

En los comentarios al artículo en redes sociales alguien me recordó que muchos jóvenes periodistas no sólo no cobran sino que además pagan por trabajar. Raro es ya el medio que no cuenta con su propio master, que es a la vez cantera y fuente de ingresos en tiempos caninos. El último ejemplo es el Taller de tertulia deportiva Nacho Peña. Un curso de un día en un plató de televisión donde el antiguo reportero de ‘El chiringuito de jugones’, estrella caída del firmamento pedreroliano, amenaza con enseñar a sus alumnos “los truquillos de esta profesión, que son muchos y muy variados”. Como si James Joyce se ofreciera a guiarte de la mano por Dublín durante el Bloomsday.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sorprendentemente, los criterios de admisión al taller de Nacho Peña son un tanto laxos. Según detalla en un vídeo el mismísimo director, está dirigido a estudiantes de periodismo, a titulados en busca de su primer empleo y… bueno, a cualquiera al que le “guste” el periodismo. Con que te guste y aflojes los 260 euros de la “oferta de lanzamiento” es suficiente. Peña adelanta que en el temario tendrán cabida “las nuevas tecnologías, tipo canal de Youtube”, que se enseñará cómo funciona “una tertulia deportiva de noche y otro tipo de tertulias también” y que la parte práctica incluirá un “simulacro real” de programa. Si no han abandonado ya esta lectura para correr a inscribirse, no sé a qué esperan.

Mamá, quiero ser artista.
Mamá, quiero ser artista.

Yo confío en que Peña reserve también unas horas de su programa docente a enseñar a imitar a Torrente, como hacía en ‘El chiringuito’, y por supuesto a botar y berrear junto a la puerta 55 del Bernabéu. Algún alumno quizá vaya también con la idea de aprender a componer ‘hits’ tan recordados como “Felizidane” o “¿Dónde está la MSN?” pero eso, me temo, no se enseña. Es puro talento e inspiración.

“¡Te tienes que apuntar ya, de inmediato!”, urge Peña a sus víctimas potenciales. De momento, que sepamos, hay al menos un matriculado. ¡Y qué matriculado! Nada menos que Roberto Gómez. Suponemos que en breve se les unirá Gonzalo Miró, tan pronto como descubra que hay un plató al que aún no se le ha invitado.

Miró, también conocido cariñosamente (?) como ‘Tertuliator’, se ha propuesto ingresar en el Libro Guinness de los récords como el opinador que participa a la vez en más medios de comunicación. Y lo tiene encarrilado. Hoy precisamente inaugura una colaboración semanal en ‘Mundo Deportivo’. Además, se le puede ver de forma asidua en La 1 de Televisión Española (en el programa ‘A partir de hoy’), en La Sexta (‘Liarla Pardo’), en Gol (‘El Golazo’ y ‘La Prórroga’) y en Teledeporte (‘Estudio estadio’). También se le puede escuchar en Cope (‘Tiempo de juego’ y ‘El partidazo’) y Radio Marca (‘A diario’ y ‘T4’). Para que luego se quejen los jóvenes de que es difícil hacerse un hueco en la profesión. ¡Que aprendan de Miró! Cuando los medios se lo rifan -es una forma de hablar, él tiene para todos-, será porque es un comunicador fantástico, ¿no? Y sin necesidad de trabajar 15 horas diarias ni de cursar un máster.

Otras historias