¿Siempre fue así? La comparativa de las lesiones de Hazard antes y después de llegar al Real Madrid

Pablo Falcones
·2 min de lectura

Eden Hazard se ha vuelto a lesionar. El Real Madrid comunicó ayer en su web que el belga sufre una dolencia en el psoas de la pierna derecha, e incluso se especula conque tenga que volver a pasar por el quirófano para operarse el tobillo. Desde que ha llegado al club blanco está pasando un calvario con las lesiones pero, ¿fue siempre así?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ayer dábamos el dato de sus días de baja desde que en julio de 2019 se convirtiera en futbolista blanco. En apenas 20 meses ya ha sufrido 11 lesiones distintas, musculares, óseas o incluso virales (pasó el COVID), que lo tendrán 362 días fuera de los planes de Zidane. En suma, el belga no ha estado disponible para 51 partidos si contamos el de hoy, más lo que esté de baja tras esta lesión.

Ha jugado únicamente 36, un 41% del total. Al Chelsea llegó en verano de 2012 procedente del Lille, y en su primera temporada únicamente se perdió 2 partidos por una lesión en el muslo. Lo más curioso es que con los blues no volvería a lesionarse...¡hasta diciembre de 2015! Tres años largos pasó completamente sano.

FBL-EUR-C3-CHELSEA-ARSENAL-FINAL | OZAN KOSE/Getty Images
FBL-EUR-C3-CHELSEA-ARSENAL-FINAL | OZAN KOSE/Getty Images

En total, con los blues padeció 13 lesiones en la friolera de 7 años que pasó allí, apenas dos más que en su año y medio largo en Madrid. Y cuatro de ellas fueron en verano, con lo que no se perdió ningún partido. Hazard no estuvo disponible para el club londinense en ¡21 partidos! en 7 años, menos de la mitad de los que se ha perdido ya en el Real Madrid.

A todo ello hay que añadirle que en sus primeros años, en el Lille, no se le conoce lesión alguna. En definitiva, Hazard siempre ha sido un jugador de hierro a pesar de todas las faltas que sufría... hasta que llegó al Real Madrid. No sabemos si será el cambio de hábitos, los entrenamientos o la presión, pero está completamente gafado en esta su nueva etapa profesional.