Eden Hazard sí merece la cautela de la que abusa Gareth Bale

Yahoo Deportes
GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images
GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images

El Real Madrid vuelve a la Copa del Rey para enfrentar a la Real Sociedad en cuartos de final y, una vez más, Zinedine Zidane se lleva al grueso de la plantilla. Todos los hombres disponibles, excepto los lesionados Marco Asensio y Mariano, y los tocados Carvajal y Casemiro, ham sido convocados para el encuentro. Bueno, todos menos Eden Hazard y Gareth Bale.

Las dos grandes estrellas del equipo llevan toda la semana entrenando con el grupo, pero Zidane decidió que no serían de la partida contra los vascos por motivos diametralmente opuestos. La realidad es que mientras Bale parece una causa perdida, con Hazard se quiere tener cautela extrema.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Y hacen bien.

El belga se lesionó en noviembre en el partido ante el PSG y desde entonces no ha vuelto a pisar el césped vestido de blanco. Su situación es complicada porque el equipo ha estado funcionando de maravilla desde su lesión. El Real Madrid no conoce la derrota desde octubre y en este periodo ha jugado ante Atético de Madrid y Valencia dos veces, Sevilla, y Barcelona, siendo capaz de superar estos trámites sin la ayuda del belga.

A la vez, nadie puede olvidar el gran nivel que había conseguido justo antes de su lesión, pues Hazard --tras un largo período de adaptación-- había llegado a su velocidad de crucero y su superioridad sobre los rivales era insultante.

ANP Sport via Getty Images
ANP Sport via Getty Images

Por eso Zidane y su cuerpo técnico no están dispuestos a correr riesgo alguno con el gran fichaje de la temporada. Llegado febrero, estamos ante los meses claves del curso y Hazard puede acabar siendo la gran incorporación de invierno en la plantilla.Es cierto que Isco, Vinicius y hasta Rodrygo han aprovechado sus oportunidades, ganándose el derecho a compartir ataque con Karim Benzema, pero es imposible imaginar al Real Madrid sin Hazard toda vez que el belga recupere el ritmo competitivo.

Las señales son de lo más positivo, pues en Valdebebas se ha visto a Eden en gran forma, sin haber subido de peso (algo que preocupaba después del estado en el cual se presentó a la pretemporada) y listo para volver a dar guerra, pero su concurso se estima tan clave de aquí a final de temporada que no se quiere correr ningún riesgo por mierdo a una posible recaída.

Zidane y su staff se frotan las manos.

Con lo bien que está compitiendo el equipo, poder sumar ahora a Hazard no es más que la cereza en el pastel. La Supercopa ya está en casa, la liga está encaminada, y se ha puesto toda la carne en el asador en la Copa del Rey. Si con la ayuda de Hazard además se puede soñar con hacer un gran papel en Champions, la temporada podría acabar siendo para el recuerdo. Por eso, hay que llevar muchísimo cuidado con la vuelta a los terrenos del belga.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias