Sí podrías leer más libros, basta aplicar estos consejos

Solemos creer que leer es un lujo, porque hace falta tener ‘tiempo libre’ para ello. Sin embargo, es más un tema de prioridades y hábitos que otra cosa. Si la lectura es realmente una meta para ti, estos consejos te serán de gran ayuda.

Este 2020 podrías leer más libros si comienzas con dedicarle 20 minutos diarios. Foto: Getty Images
Este 2020 podrías leer más libros si comienzas con dedicarle 20 minutos diarios. Foto: Getty Images

1. Dedica un tiempo específico para ello. Elige un espacio en casa, de preferencia libre de distracciones (como la televisión) y silencia tu teléfono durante el tiempo que te comprometas. Si no estás muy habituado a la lectura, es importante no tener tentaciones y así ayudar a enfocarte.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Si en verdad tienes como propósito leer más, entonces debe ser una prioridad, antes que las redes sociales o la televisión. Quien lee más que tú tiene las mismas 24 horas cada día, y lo mejor es que puedes comenzar con un tiempo determinado, por ejemplo 20 minutos, o un número de páginas mínimas diarias.

2. Llévalos a todas partes. Cualquier momento es bueno para leer, como esperando en el consultorio médico, en el banco, en la fila del café, o en el transporte público. Si traes el libro contigo, ya sea físico o digital, podrás aprovechar cada momento. Te ayudará a que se vuelva un hábito, como recoge Kevin Nguyen, quien lee cerca de 100 libros al año, y ahora vive de ello.

3. Lee por la mañana. Nguyen señala que leer por la mañana, antes de salir de la cama, puede ser una gran estrategia, sobre todo los fines de semana cuando tendrías menos prisa. Además de ser una buena forma de leer más, también evitará que te duermas, como si lo haces antes por la noche.

4. Calma la mente. Cuando te dispongas a leer, asegúrate de que puedas enfocarte cien por ciento a ello, y una mente calmada sería clave. Bien puedes hacer ejercicio antes, para ayudar a tu cuerpo a calmarse, o toma unas respiraciones profundas, para enfocar tu atención.

5. Ponte una meta realista. Puedes comenzar con 20 minutos al día, o un libro al mes, lo importante es que no te pongas metas tan altas que te estresen tanto que hagan que dejes de disfrutar la lectura.

También te puede interesar: Una ventaja más de leer libros: alargaría la vida

6. Está bien abandonar un libro. Si un libro no te gusta, no tienes por qué obligarte a terminarlo. Es mejor renunciar temprano a una lectura que no es de tu agrado y así enfocarte en las que sí. No tiene nada de malo.

Una buena estrategia para ayudarte a elegir lecturas que sí podrías llegar a terminar es realizar un primer filtro en la librería: leer las primeras cinco páginas antes de comprarlo. Esto suele darte una idea del lenguaje, el tono y hasta el ritmo de lectura. Si te cuesta mucho o no llama tu atención, pasa al siguiente. 

Leer más de un libro a la vez podría evitar que te aburras, pues no todos los días estás de humor para todos los temas. Foto: Getty Images
Leer más de un libro a la vez podría evitar que te aburras, pues no todos los días estás de humor para todos los temas. Foto: Getty Images

7. Más de un libro a la vez. Esta estrategia podría ser útil, pues no todos los días tenemos el mismo estado de ánimo, como recuerda Nguyen. Es como cuando ves la tele, y un día se te antoja una comedia y al otro un drama.

Tener varios libros, de temas variados, te ayudaría a estar siempre motivado a leer. Además, cada tema te ayudaría a tener ideas frescas y a no aburrirte. Otra ventaja, es que puedes jugar entre lecturas obligadas y aquellas que son por puro placer.

8. Ten el siguiente libro listo. Incluso si no eres de los que puede tener varios libros a la vez, sí es importante tener contigo ya el siguiente en puerta. Así, si terminas o abandonas uno, puedes arrancarte con otro. Además, podrías beneficiarte teniendo clara una lista de lecturas, ya que podría motivarte.

9. Aprovecha la tecnología. Hay más de una forma de leer, así que no solo te enfoques en los libros físicos, también puedes apoyarte en versiones digitales en tu tablet, o tu celular, un e-book, e incluso puedes complementar con audiolibros.

Se trata de hacer de la lectura un hábito que te acompañe a todos lados. Esto te permite, además, leer en todos lados y tener varias lecturas

10. Que te guste. Es quizá uno de los factores principales, que un libro te motive a querer leerlo. De lo contrario te será aburrido y tedioso, además de que seguramente abandonarás la lectura.

Así que reconoce qué tipo de libros te gustan y te interesan y arráncate. Si no es para ti, no pasa nada, hay miles más de los cuales puedes elegir.

También te puede interesar: Por qué deberías estar leyendo libros a diario, según la ciencia

11. Invierte en ello. Destinar una cierta cantidad de dinero a la lectura podría ser un incentivo. Puedes utilizarlo para comprar libros nuevos o usados, para suscribirte a un club de lectura, o para los cafés que comprarás mientras lees, por ejemplo. 

12. Ten un librero dinámico. No tienes que almacenar todo lo que lees. De hecho, agregar libros nuevos a tu librero, y tenerlos a la vista, y a la vez ir sacando los que ya terminaste o descartaste, te ayudará a que el librero no sea solo un mueble, sino algo que te llame la atención. Siempre tendrás el siguiente libro listo.

@travesabarros

Otras historias