Contrato de Hamilton: ¿repite la historia de Senna en el 93?

Roberto Chinchero
·4 min de lectura

El retraso del anuncio de la renovación de Lewis Hamilton con Mercedes para la temporada 2021 ha traído a la mente una analogía que se remonta a hace 27 años.

Como ahora, en 1993 en el centro del escenario estaba el piloto de Fórmula 1 más representativo de la época, Ayrton Senna, que en enero de 1993 siguió en Brasil recibiendo llamadas de Ron Dennis, dueño de McLaren, alarmado por la posición adoptada por su pupilo.

Tras cinco años de una colaboración que llevó a Senna a conquistar tres títulos, empezaron a surgir algunas grietas. Pasaron largos meses y llegamos a principios de 1993 sin ningún anuncio, dando lugar a serias dudas: ¿qué hará Ayrton? ¿Está marcándose un farol o realmente dejará la F1?

Ayrton Senna sul podio nel 1993 dopo la vittoria in Brasile con la McLaren

Ayrton Senna sul podio nel 1993 dopo la vittoria in Brasile con la McLaren<span class="copyright">Sutton Images</span>
Ayrton Senna sul podio nel 1993 dopo la vittoria in Brasile con la McLarenSutton Images

Sutton Images

El panorama podría considerarse idéntico al actual, aunque los contextos son diferentes.

Los orígenes de las dudas de Senna sobre seguir fueron puramente técnicos, y se remontan a una elección hecha a mediados de la temporada de 1991, como recordó recientemente el representante del piloto brasileño, Julian Jakobi.

“Ese año estábamos en Spa” - recordó Jakobi – “y llegamos a la conclusión de que teníamos dos caminos: en la práctica teníamos una propuesta de McLaren y otra de Williams. Ayrton sintió que tenía que apostar por Williams (el coche más competitivo de la parrilla) y yo iba a cerrar el trato el domingo por la mañana. Pero el sábado por la noche, Senna habló ampliamente con el presidente de Honda, Kawamoto, y decidió seguir fiel al proyecto japonés para 1992. De forma sorprendente, Ayrton me dijo que preparara el contrato final con McLaren”.

Lo que Ayrton no podía saber es que un año después Honda anunciaría su retirada de la Fórmula 1. Una decisión impactante, que llevó a Senna a un intentar desesperadamente cambiar a Williams en 1993 de manera gratuita, aunque la respuesta que recibió del equipo británico fue un “no” rotundo por el veto que había supuesto la llegada de Alain Prost, ya contratado por Williams para la temporada de 1993.

Ayrton Senna, McLaren MP4/8 Ford

Ayrton Senna, McLaren MP4/8 Ford<span class="copyright">Motorsport Images</span>
Ayrton Senna, McLaren MP4/8 FordMotorsport Images

Motorsport Images

Senna eligió el timing correcto, Hamilton no

Ayrton reforzó su apuesta con geniales actuaciones en las cinco primeras carreras de 1993, con verdaderas obras maestras en la pista (sobre todo la victoria de Donington) llegando al final del quinto gran premio de la temporada a solo dos puntos de diferencia de Prost. Ese rendimiento le valió hacerse con un contrato que, en ese momento, se convirtió en el mejor pagado de la historia de la F1.

El momento elegido por Hamilton, por otro lado, es menos afortunado. Lewis podría haber confirmado su renovación con Mercedes en febrero del año pasado con el viento a su favor, pero decidió ganar tiempo apostando por una temporada 2020 en donde se convertiría en el piloto más exitoso de la historia.

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W11

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W11<span class="copyright">Charles Coates / Motorsport Images</span>
Lewis Hamilton, Mercedes F1 W11Charles Coates / Motorsport Images

Charles Coates / Motorsport Images

De hecho, Lewis acertó en la pista pero se presentaron tres variables inesperadas: la pandemia de COVID-19, que generó grandes dificultades económicas (tanto para la Fórmula 1 como para el propio Grupo Daimler), la hazaña de George Russell en el Gran Premio de Sakhir , y la reorganización corporativa del equipo Mercedes F1.

El contexto actual, por tanto, es muy diferente al imaginado por Hamilton en febrero de 2020, y Lewis está llevando a cabo una negociación mucho más cuesta arriba de lo esperado. El acuerdo llegará, pero la sartén la tiene por el mango Mercedes, y el retraso en anunciar la renovación confirma lo difíciles que son las negociaciones.

Hamilton logró el séptimo campeonato del mundo en 2020, y es el claro favorito a llevarse el octavo en 2021.

Pero además de Lewis, Mercedes también sabe que su coche será el mejor y está poniendo todo lo posible sobre la mesa de negociaciones.

Al final es una cuestión de orgullo, porque los diez millones menos de lo esperado que probablemente gane Hamilton esta temporada ciertamente no le cambian la vida, pero como el propio Senna destacó en varias ocasiones, "el salario es uno de los principales parámetros que confirma el valor de un piloto”.

Esa es otra carrera que los mejores pilotos quieren ganar.

Ambos datos te sorprenderán

Cúanto dinero pagan los equipos por participar en la F1 2021 Cuánto dinero le costó a Mercedes ganar los títulos de F1 en 2019