La imagen de los gráficos de 'The New York Times' comparando las curvas de contagio de Italia, España, Alemania y EEUU que habla por sí sola

Yahoo Noticias

El coronavirus sigue activo y, pese a que la desescalada ha comenzado en la mayoría de países y el confinamiento se ha relajado en casi todo el mundo, los nuevos brotes que se conocen cada día y los pasos atrás que países como Portugal –ejemplo a seguir cuando comenzó la crisis sanitaria a nivel mundial– no son más que avisos de que población y autoridades no pueden descuidarse. Como lo es también que las distintas políticas tomadas por los distintos gobiernos para hacer frente al virus han influido en los datos. La imagen captada por Orly Clerge (@oclerge) de los gráficos ofrecidos por la MSNBC a mediados de esta semana hablan por sí solos y colocan a Estados Unidos frente al espejo de Italia, España y Alemania.

Lo que se ve en esa captura de pantalla son las curvas dibujadas por el coronavirus en los cuatro países mencionados. Al lado de cada gráfica, dos datos: contagiados y fallecidos. De un simple vistazo se ve cómo USA supera, con mucho, no solo a Alemania, donde los efectos de la pandemia han sido menos cuantiosos en cuanto al coste de vidas humanas se refiere, sino que sobrepasa en decenas de miles de fallecidos a los dos países europeos donde el COVID-19 ha sido más letal.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Los datos ofrecidos por la MSNBC proceden, como puede verse también en la imagen de The New York Times, citado como fuente. El diario neoyorquino cuenta con una sección de mapas y datos muy completa en la que se puede comprobar tanto a nivel mundial como por países cómo está azotando el coronavirus en distintos lugares del mundo. Así, por ejemplo, en la infografía interactiva que ofrece se permite seleccionar al usuario el criterio que quiere seguir para determinar el orden en el que le aparecen los países.

A día de hoy, viernes –dos días después de las cifras que aparecen en el mencionado tuit–, el país gobernado por Donald Trump está en primera posición tanto en contagiados como en fallecidos. Si se mira el ranking por contagios, España es el octavo país; Italia se sitúa el noveno y Alemania se encuentra en la posición número 14. Ordenado el listado por número de fallecidos, Italia asciende al cuarto puesto; España sube al sexto y Alemania, al undécimo.

En este tipo de informaciones con datos de por medio, avisaba hace unas semanas la BBC, hay que tener en cuenta no solo los número en sí, sino las variables que influyen y las características de cada país. Es decir, Estados Unidos es un país con una población mucho mayor a la de los tres países con los que se les compara en la captura compartida por @oclerge y un sistema sanitario muy distinto. Además, no se puede olvidar que no existe un criterio único a la hora de contar, por ejemplo, los fallecidos por coronavirus. Incluso en España ha habido cierto desconcierto en este sentido al cambiarse el método para contabilizarlos y que hizo que durante unos días desapareciesen miles de la estadística.

Tampoco es 100% objetivo el criterio de fijarse en la tasa de mortalidad o contagios. Es decir, en el porcentaje de infectados y fallecidos por cada 100.000 habitantes –algo que puede hacerse también en el mapa interactivo de The NewYork Times–. Al no estar estandarizados los criterios de conteo, el problema sigue siendo el mismo. Los resultados oficiales también dependerán del número de test que se realizan, como el propio Trump dijo no hace mucho incendiando de nuevo a la opinión público al pedir menos test para que hubiese menos positivos.

La conclusión lanzada por el profesor Jason Oke de la Universidad de Oxford en declaraciones para la BBC es que lo que se trata de averiguar con este tipo de comparaciones numéricas “es por qué un país está mejor que otro, y qué se puede aprender de eso. Y llevar a cabo pruebas parece ser el ejemplo más obvio hasta ahora”. Aún así, apuntaba, hasta que no acabe todo, no “podremos aprender las lecciones para la próxima vez”.

De momento, lo que se puede hacer es mirar esos gráficos mostrados por MSNBC y como, a simple vista, se aprecia que mientras en Italia, España y Alemania la curva ha descendido desde abril, donde los tres países vivieron lo peor de la crisis, en Estados Unidos esta se mantiene en la zona alta sin grandes variaciones.

La explicación más lógica está en el confinamiento. Los gobiernos de Giuseppe Conte, Pedro Sánchez y Angela Merkel no se han cansado de repetir una y otra vez durante esta crisis que el confinamiento al que ha sometido a la población tenía un objetivo muy claro: doblegar la curva de contagios y descongestionar así un sistema sanitario colapsado. Mientras, en Estados Unidos las medidas de confinamiento han sido mucho menos severas, como tampoco está tan extendido el uso de mascarilla, que en España, por ejemplo, es obligatorio para mayores de seis años. Ni siquiera Trump la usa y su curva sigue sin ser doblegada.

Más historias que te pueden interesar:

La comparativa del comportamiento de la curva de contagio en estos cuatro países habla por sí sola. (Foto: Captura de Twitter / (@oclerge)
La comparativa del comportamiento de la curva de contagio en estos cuatro países habla por sí sola. (Foto: Captura de Twitter / (@oclerge)

Otras historias